No habrá realojos grupales junto a Los Llanos del Águila

N.G. / M. O. - jueves, 10 de enero de 2019
El alcalde y varios de sus concejales, ante decenas de vecinos en el centro sociocultural del barrio Cañicas y Los Llanos del Águila. - Foto: RUBÉN SERRALLÉ
En una multitudinaria reunión en el centro social de Cañicas, el regidor aseguró que el Ayuntamiento comprará los pisos de los peones camineros para evitar que sean ocupados

Hace unos días, la Junta de Gobierno Local del Ayuntamiento de Albacete aprobaba, tal y como adelantó este diario, la adquisición de 19 viviendas en la calle Casas Ibáñez, las conocidas como del MOPU o de los peones camineros, para poder «llevar a cabo los realojos que quedan pendientes para proceder a la demolición de 28 viviendas ubicadas en el barrio de La Milagrosa e intervenir con las familias de las Casas de la Renfe».
Así se justificaba la necesidad de la compra en el informe propuesta de la jefatura de la Gerencia Municipal de Urbanismo que se vio en la Junta de Gobierno Local, recordando que esta operación formaba parte de la Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible e Integrado (Edusi) de la ciudad.
La noticia causó gran revuelo en el barrio de Los Llanos del Águila y otros cercanos, donde se ubican las casas de los peones camineros, y los vecinos, a través del whatsapp y redes sociales, se citaron para hablar de este asunto, mientras que la junta directiva de la asociación vecinal solicitó una reunión con el concejal de Urbanismo, JuanFrancisco Jerez, que se llevó a cabo la semana pasada.
Pero la reunión con Jerez no calmó los ánimos. Y la polémica fue tal que el alcalde, Manuel Serrano, convocó de urgencia por la mañana a una reunión con los vecinos de Los Llanos del Águila y otros cercanos para ponerles al tanto de lo sucedido. En una multitudinaria reunión -el centro sociocultural de Cañicas se quedó pequeño y hubo que sacar altavoces a la calle ante las decenas de vecinos que no pudieron entrar-, el primer edil achacó lo sucedido a un error en el acta de la Junta de Gobierno en la que se daba cuenta del expediente de compra de los pisos.
Serrano aseguró que mientras fuera alcalde «no se producirán realojos grupales» de vecinos, añadiendo que las 18 familias que residían en los bloques de La Milagrosa que serán demolidos en un mes ya están reubicadas desde hace meses en otros domicilios.
Eso sí, en un ambiente muy caldeado, confirmó la compra de las viviendas de los peones camineros para incrementar el patrimonio municipal y con el propósito de evitar que sean ocupadas ilegalmente. De la misma manera, indicó que cuando sea posible se destinarán para colectivos como jubilados, jóvenes, vecinos sin recursos, o víctimas de violencia de género, pero siempre después de informar a los vecinos de la zona y de común acuerdo con los grupos políticos municipales.
Las declaraciones de Serrano llegaron horas después de que el portavoz del Grupo Municipal del PSOE, Modesto Belinchón, subrayara que lo único que ha hecho el equipo de Gobierno en materia de vivienda son «despropósitos» y lamentó la alarma social «innecesaria» generado en Los Llanos del Águila con el traslado previsto de familias de Las 600 a viviendas del MOPU.
Belinchón criticó que el equipo de Gobierno no cuente con un plan de realojo sensato, resaltando que para el PP «la dignidad de la gente vale lo que la Edusi pueda pagar». Reclamó un plan con medidas coherentes y coordinadas, en el que intervengan todos los servicios y administraciones implicadas.
Preguntado por este asunto, el portavoz de Ganemos Albacete, Álvaro Peñarrubia, declaró que «no parece adecuado trasladar en bloque a todas las familias» de Las 600 hasta Los Llanos del Águila. Manifestó la necesidad de estudiar este asunto «más despacio», que se cuente con los vecinos y con los Servicios Sociales para hacerlo bien. Peñarrubia afirmó que le han hecho llegar al alcalde desde su grupo «la conveniencia de que este asunto se reoriente para calmar el malestar que se ha generado entre los vecinos del barrio por su temor a que pueda crearse un punto de conflictividad».
Asimismo, la portavoz municipal de Ciudadanos, Carmen Picazo, manifestó que esta «alarma social hubiera sido innecesaria si se hubiera consultado con los vecinos desde un primer momento» y añadió que «lo suyo hubiera sido informar y apoyarse en informes técnicos de AcciónSocial para ver cómo se puede hacer».

 

(Más información en edición impresa)

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Grupo Promecal
La Tribuna de Albacete se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol
Auditado por Logo OJD