La Tribuna de Albacete
Saltar Publicidad   Cerrar   

Publicidad

17 de noviembre de 2018

Page alaba «la valentía» del Gobierno con el agua

M.G - jueves, 8 de noviembre de 2018
Page alaba «la valentía» del Gobierno con el agua - Foto: Yolanda Lancha
El presidente autonómico valora el anuncio de la futura Ley de Cambio Climático y Transición Energética, que promete «el mayor cambio en la gestión del agua de toda la democracia»

«Va a costar mucho que el agua vuelva a su cauce, al Tajo». Así de claro lo expresó ayer el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, preocupado desde hace mucho tiempo por la situación agónica de este río y los daños que está causando el trasvase Tajo-Segura desde hace años. Sin embargo, ve signos positivos en la política del Gobierno de Pedro Sánchez y alaba «su valentía» por «los gestos evidentes» que está ofreciendo en esta línea hacia un cambio en el modelo de gestión del agua.
El presidente autonómico celebra esos primeros pasos del Ejecutivo central hacia la nueva Ley de Cambio Climático y Transición Energética que está preparando y ha dado a conocer esta semana. En este sentido, Page reconoció ayer que lo importante es que se estudie con detenimiento la adaptación de los criterios de explotación del trasvase Tajo-Segura y tiene la sensación de que «va a costar mucho», pero se muestra optimista ante estos primeros gestos porque la puesta en marcha de una nueva legislación, tal y como planea el Gobierno socialista, evidencia que con este tipo de políticas se quiere alcanzar un nuevo modelo de gestión del agua, algo necesario también para Castilla-La Mancha.
En su opinión, la citada Ley de Cambio Climático y Transición Energética provocará, entre otras cosas, «el mayor cambio en la gestión del agua de toda la democracia». Además, considera muy interesante la propuesta porque se trata de abordar definitivamente una problemática y de avanzar «hacia un nuevo modelo energético y sostenible» para el agua, «el principal recurso y materia prima de un país».
Por tanto, para Page hay motivo para celebrar esta noticia «porque amplía la esperanza y la perspectiva», también porque distingue la política de un nuevo Gobierno socialista valiente que no se ha dejado influenciar «por los votos que se juegan en Murcia y en Valencia, o que se discuten aquí o allá».
Respecto al futuro del agua, García-Page lleva meses trasladando su preocupación en los espacios públicos en los que interviene. Sin ir más lejos, el presidente de Castilla-La Mancha dejó claro en el mes de mayo que le parecía «absurdo» plantear un Pacto Nacional del Agua «si no se quieren cambiar las cosas». Lo comentó en su visita a Tarancón, durante la puesta en marcha de una obra de abastecimiento y un depósito de agua. Por su parte, comentó que la batalla del agua se terminaría ganando «a base de constancia y racionalidad».

Compartir en Facebook
Compartir en Google Plus
Compartir en Twitter
Grupo Promecal
La Tribuna de Albacete se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol
Auditado por Logo OJD