La Tribuna de Albacete
Saltar Publicidad   Cerrar   

Publicidad

23 de enero de 2019
#

Cartas al director

Los textos dirigidos a esta sección no excederán de 30 líneas mecanografiadas. *Es necesario que estén firmados, que conste el domicilio, teléfono y DNI . La Tribuna de Albacete se reserva el derecho de insertar estos mensajes en sus páginas, así como resumirlas si exceden de dicha extensión y en ningún caso la publicación se hace responsable del contenido de la opinión de los lectores. Se pueden enviar a lectores@latribunadealbacete.es


#

Una llamada de atención.

Siempre se ha dicho que un analista, del tipo que sea, es aquel profesional capacitado para dar lecciones magistrales sobre las causas que han provocado un hecho en particular, pero que es completamente incapaz de prever este tipo de eventos antes de que ocurran.
Pues bien, a pesar de que ya han pasado dos semanas desde las elecciones andaluzas, los analistas políticos de los distintos partidos políticos y medios de comunicación parecen que no han salido todavía del shock que han supuesto los “sorprendentes” resultados que ha obtenido VOX en estos comicios y no han sido capaces todavía de encontrar la respuesta a esta pregunta: ¿Cómo es posible que un partido pequeño, sin apoyo mediático y con tintes populistas haya obtenido un importante apoyo de la otrora conservadora y previsible clase media española?
Esta clase media, compuestas en su mayor parte por autónomos, pequeños empresarios, profesionales liberales, gente que trabaja diez horas al día, que ha arriesgado su patrimonio y que ha dedicado parte de su vida a formarse para ocupar puestos de responsabilidad, estos profesionales que son los grandes generadores de empleo de nuestro país; sienten que su esfuerzo no se ve recompensado; se sienten, en definitiva, abandonados y desprestigiados. Se trata de gente que ha visto que sus ingresos se han visto fuertemente reducidos a consecuencia de la crisis y que no han tenido ningún tipo de protección por parte del Estado.
Sirva como ejemplo de esto último el convenio de ingenierías y oficinas técnicas. Un ingeniero técnico de obras públicas, formado y con la responsabilidad que lleva el cargo tiene un sueldo de unos 1.265,00 € por convenio y, eso es lo que hay. Mientras, en 2020, según se ha anunciado por el gobierno actual, el salario mínimo, que cobran básicamente gente sin formación, va a ser de 1.000,00 € mensuales. ¿De verdad ese profesional puede ver en esos 265,00 € la recompensa a los años de estudio y de trabajo y a la responsabilidad que tiene que asumir?
Trabajadores que han visto como ante la crisis, la única respuesta que se ha dado por parte de los partidos tradicionales ha sido la subida sistemática de sus impuestos, descartando por parte de los gobernantes cualquier tipo de intento de mejora de la gestión del dinero público. Unos impuestos que, entre directos e indirectos, suponen la confiscación de más del 60 por ciento de su esfuerzo para pagar a un Estado elefantiásico del que sienten que no reciben nada y siempre con la amenaza sobre la mesa de que aún hay margen para subir más aún los impuestos (Pedro Sanchez, 16/08/18).
Un Estado que, por otra parte, resulta muy caro de mantener y que lo único que puede ofrecer es una sanidad colapsada, unos responsables de educación más preocupados en aleccionar sobre ideología de género que en la calidad de la enseñanza de las matemáticas, un sistema de pensiones garantizado solo para 10 años mientras se amenaza con subir las cuotas de la seguridad social, corrupción institucionalizada, etc.
En resumen, la clase media no es una inconsciente, que se ha vuelto de extrema derecha de forma repentina o se ha echado en brazos del populismo sin razón, simplemente, ha dado un aldabonazo, un toque de atención, porque está hastiada de que, siempre apelando a su solidaridad, sean siempre ellos los que deben pagar la factura cada vez más gravosa del manido Estado del Bienestar, para algunos.
Dado lo anterior, creo que la pregunta clave no es saber qué es lo que ha ocurrido, puesto que es obvio, lo más interesante es saber que van a hacer aquellos partidos tradicionales, presuntamente centrados, llamados a gobernar, por recuperar la confianza de este amplio sector de la población.
Cada partido deberá articular su propia respuesta, pero, no me cabe duda, que esta debe pasar por romper ese anquilosamiento, abrir las puertas y ventanas para que corra el aire, hablar claro para retomar el liderazgo, y permitir el paso a gente con ganas de cambiar las cosas para constituirse en una alternativa real, porqué sin ese nuevo discurso están condenados a desaparecer. Debe acabarse con los clanes, con el no es no y con primar el puesto de los afines al bien general.
Desgraciadamente lo único que me transmiten estos partidos hoy por hoy, y espero equivocarme, es conformismo por un lado y egocentrismo por el otro y esa no es la vía para la recuperación de la centralidad, clave del éxito de estos 40 años de Democracia.
Para terminar, me gustaría dejar una pequeña reflexión personal sobre el mantenimiento del Estado del Bienestar del que tanto presumimos. Este mantenimiento no debe ser considerado como una obligación de la clase media, que debe pagarlo sea cual sea su coste por solidaridad, idea que se está imponiendo sobre todo por parte de la izquierda. El Estado del Bienestar debe ser fruto, el resultado, de una buena gestión de lo público, que lo haga sostenible, teniendo en cuenta que aquel cuya única alternativa de gestión es subir los impuestos, está reconociendo de forma intrínseca, su incapacidad como gestor.

Santiago Rubio Torrente | 17/12/2018
> Haz tu comentario
Haz click en el recuadro
Apodo Correo electrónico* Web
Acepto el aviso legal
  • Los comentarios reflejan las opiniones de los lectores, no de La Tribuna de Albacete.
  • No se aceptarán comentarios que puedan ser considerados difamatorios, injuriantes o contrarios a las leyes españolas
  • No se aceptarán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo o que puedan interpretarse como un ataque hacia cualquier colectivo o minoría por su nacionalidad, el sexo, la religión, la edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
  • Los comentarios no podrán incluir amenazas, insultos, ni ataques personales a otros participantes.
  • La Tribuna de Albacete se reserva el derecho a eliminar cualquier comentario considerado fuera de tema.
#
Envíanos tu colaboración

Queremos que nos cuentes tu experiencia. Envíanosla y la publicaremos cuanto antes.

¿Opina que es necesario velar más por el cumplimiento de los Derechos Humanos?
Tus fotos

Tus fotos

Mándanos las fotografías de tu asociación, grupo, colegios, equipo deportivo. También felicitaciones de cumpleaños, bodas o cualquier cosa que se te ocurra.

Opinan

Los lectores opinan

Tu opinión es importante. Mándanos tu carta, comentario o artículo de opinión para que aparezca publicado en la edición digital.

Foto denuncia

Foto denuncia

Queremos saber las cosas que te preocupan de nuestra ciudad. Envíanos tus fotos y además de una breve descripción, no olvides decirnos cuándo y dónde tomaste la fotografía.

Grupo Promecal
La Tribuna de Albacete se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol
Auditado por Logo OJD