La Tribuna de Albacete
Saltar Publicidad   Cerrar   

Publicidad

Castilla La Mancha
Formación | Presencia castellano-manchega en las olimpiadas de FP

Dos jóvenes que «hacen las cosas bien»

Fernando Franco / Madrid - miércoles, 6 de abril de 2011
Francisco Navarro y Luis Miguel Jiménez, estudiantes del "Aguas Nuevas" de Albacete, representan a CLM en las olimpiadas de FP

«España necesita profesionales como vosotros; sois nuestra gran apuesta de ahora y de futuro». Con estas palabras la princesa de Asturias, Letizia Ortiz, reconocía el esfuerzo formativo de casi tres centenares de estudiantes de Formación Profesional. Jóvenes como Francisco Navarro y Luis Miguel Jiménez, los dos representantes castellanomanchegos que compiten desde el lunes y hasta el próximo sábado en la XXXIII edición de "SpainSkills", las olimpiadas nacionales de la Formación Profesional, que se celebran en Madrid.

Los dos únicos integrantes de la delegación de Castilla-La Mancha, las más reducida de las diecinueve participantes, son estudiantes de "Mantenimiento de aeromecánica", ciclo formativo de grado superior que se imparte en el Centro Integrado de Formación Profesional "Aguas Nuevas" de Albacete. Y los dos, junto a un estudiante de Aragón y otra pareja de la Comunidad de Madrid, se disputarán la plaza que, en la categoría de mantenimiento de aeronaves, da acceso a la final mundial que se celebrará en Londres.

«La Formación Profesional es un motor de crecimiento de cualquier país. Es el instrumento educativo imprescindible que puede reorientar el modelo económico, favorecer el desarrollo personal y profesional y que, en definitiva, es bueno para mejorar la sociedad entera», aseguró la princesa de Asturias, que acompañada del ministro de Educación, Ángel Gabilondo, inauguró el lunes una competición. «"Skills" significa habilidades, destrezas. Y "Spainskills" es una buena oportunidad para decir alto y claro que la Formación Profesional es la alternativa atractiva y moderna que completa el desarrollo personal y laboral de la juventud», subrayó la princesa de Asturias.

Del prestigio que ha adquirido la Formación Profesional también habló el ministro de Educación. Y se felicitó de que la nueva Ley de Economía Sostenible haya apostado también por la FP, que en este curso ya cuenta con 570.000 alumnos, cifra que representa un 6,4% más que en 2010. Gabilondo, que considera que la educación debe convertirse en el «eje de todo nuestro modelo social y económico», especialmente en tiempos de crisis, animó a los participantes a «hacer las cosas bien». Y es que, «la pasión es imprescindible para hacer algo en la vida. Y el conocimiento también. Y no digamos nada si se tiene pasión por el conocimiento», concluyó.

Así lo entiende también Francisco. Con 24 años su ilusión es llegar a convertirse en un «buen mecánico». Desde pequeño siempre le ha atraído volar y el mundo relacionado con la aeronáutica. «Empecé a los ocho año a volar aviones de aeromodelismo y conforme crecí me hice piloto privado de ultraligeros. Me gusta el aire y volar pero cada uno sabe hasta dónde puede llegar. Ser piloto es muy difícil. Así que con ser un buen mecánico y trabajar en una gran empresa me conformaría», subraya este joven albaceteño, que recuerda que su profesión exige, además de ilusión, «responsabilidad» porque la seguridad de las aeronaves dependen de un buen mantenimiento. «Es un tema muy serio porque estamos hablando de vidas humanas, que no tienen que pagar los errores de nadie», concluye.

Luis Miguel, su compañero de delegación, es tres años más joven. Pero ya tiene un gran bagaje formativo puesto que viene del mundo de la automoción. «El mundo de la aeronáutica me despierta un gran interés», señala este albaceteño que sueña con «conseguir un puesto de trabajo acorde con mi nivel de estudios». Pero de momento, el objetivo es conseguir la plaza que les dará un billete de avión para Londres. «Yo voy a intentar hacerlo lo mejor que sé y lo mejor que me han enseñado mis profesores. Lucharé hasta el final», asegura Francisco. Igual de optimista se muestra Luis Miguel, que promete «mantener las esperanzas hasta el último día de competición».

Una esperanza que se mezcla con cierto grado de incertidumbre, puesto que aunque existen unas pruebas estándar que conocen todos los participantes, lo cierto es que la organización las puede variar para que nadie tenga ventaja. Realizar la inspección general de un helicóptero, desmontar un generador-arrancador, comprobar la turbina de un motor, realizar un reglado de alerones, una prueba de fabricación de una chapa y la comprobación de un mazo de cables para cerciorarse de que se cumple el manual del esquema eléctrico de una aeronave son los retos que deberán superar Francisco Navarro y Luis Miguel Jiménez. De momento, ambos ya saben, como recordó el ministro Ángel Gabilondo a los participantes que «son un ejemplo de que en España hay mucha gente que hace las cosas bien y disfruta con ello».

Compartir en Facebook
Compartir en Google Plus
Compartir en Twitter
Grupo Promecal
Se recomienda una resolución de pantalla de 1024x768 y las últimas versiones de los navegadores.
La Tribuna de Albacete digital se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol