La Tribuna de Albacete
Saltar Publicidad   Cerrar   

Publicidad

Local
REPORTAJE

Un juego que salva vidas

KARIN ORTIZ - domingo, 10 de abril de 2011
Los perros adiestrados para encontrar personas en terremotos, derrumbes o catástrofes son entrenados con diversión, que consiste en encontrar a las personas enterradas y son muy eficientes

Quien dijo la frase: El perro es el mejor amigo del hombre, no se equivocó ya que estos animales tienen una relación especial con el ser humano, desde una simple mascota, hasta los perros profesionales, siempre tienen algo que ofrecer, desde el cariño, la compañía y el agradecimiento, hasta la posibilidad de salvar una vida humana.

Este es el caso de los canes que son adiestrados para ayudar al hombre en diversas circunstancias..., terremotos, derrumbes naturales o provocados, catástrofes o personas desaparecidas, entre otros. Animales que tienen un trabajo y que lo realizan con una precisión que no han conseguido las máquinas. Así, viven, juegan, entrenan y salvan vidas.

La ONG Intervención, Ayuda y Emergencias cuenta con 25 perros de rescate, que se encuentran en distintas fases de preparación, desde perros operativos para el trabajo a cachorros que se están iniciando en el adiestramiento.

Desde el inicio, a los perros se les enseña a localizar gente y para ello, «cuando son cachorros trabajan con una solo guía que hace de víctima, ya que desde el primer día del adiestramiento nosotros trabajamos con personas que se esconden, no con juguetes», comentó Moisés Belloch, presidente de IAE. Los miembros de la ONG empiezan a entrenar a los cachorros a partir del mes y medio de vida y para ello, necesitan mucho tiempo y dedicación; de hecho se establece una relación familiar, ya que viven en las casas de los rescatistas y comparten con sus familias.

«Los cachorros se tienen que habituar a los escombros, que es el medio en el que tendrán que trabajar y estimularlos a través del juego». El presidente de la ONG comentó que hasta el año y medio los perros no están listos para trabajar en labores de rescate de personas. «Pero durante toda su vida tenemos que tener un riguroso entrenamiento, dos veces por semana durante varias horas, en el campo de prácticas, para ir perfeccionando el trabajo del perro, y luego cuando esté operativo, para que siempre tenga el más alto nivel de preparación porque nunca sabemos cuando será necesario la intervención de los animales ni cuándo puede suceder una catástrofe».

Estos perros tienen que tener como características fundamentales, ser muy inquietos, nerviosos y juguetones, «no hay una raza especial para este trabajo, aunque sí, es preferible los perros de tamaño mediano, ya que son los que mejor se mueven entre los escombros». Los canes cuentan con habilidades increíbles que no se comparan a ninguna máquina inventada por el hombre, ninguno puede superar la detección canina, no sólo por su capacidad olfativa y la de discriminar sonidos, sino por la velocidad empleada para descubrir a sepultados, al contar con un comodín: la intuición, virtud carente en aparatos y máquinas. Esta intuición consiste en la fineza de sentidos fisiológicos del animal, además de la voluntad y la característica cabezonería perruna..., ellos no quieren dejar el juego a medias, quieren encontrar a la personas atrapadas y seguir jugando.

Los 25 perros que tienen la ONG entrenan en el campo de entrenamiento que cuenta con 5.000 metros cuadrados de escombros, donde los miembros de IAE, poco a poco, han ido creando diversos espacios «que simulan realidades distintas, así el perro cuando se tiene que desplazar para realizar un rescate está totalmente familiarizado con la realidad». Para ello, el campo está dividido en varias zonas, donde se simulan distintos tipos de derrumbamientos, desde construcciones antiguas, con bastante tierra, adobe y maderas, a zonas con construcciones más modernas y otras de última construcción como los edificios de Japón, donde hay muchísimo hierro».

En la actualidad, 12 perros están totalmente operativos y han participado en varios terremotos en países como Perú o Haití.

La ONG que cuenta con rescatadores y guías caninos, tiene delegaciones en Albacete, Alicante, Castellón, Melilla, Navarra y Madrid. Además del tema de rescate, a partir del 2004 cuentan perros destinados a temas sanitarios, concretamente a colaborar en terapias con enfermos de Alzheimer. Es decir, ya sea para rescatar personas como para mejorar la calidad de vida de los enfermos, estos canes especiales sólo brindan lo mejor de sí al ser humano, y todo ello, a través de un juego que salva vidas.

IAE EN ALBACETE. Esta ONG tiene un convenio con el Ayuntamiento de Albacete para intervenir en situaciones difíciles. Hace un par de meses, tuvieron que actuar ante el derrumbe de una casa abandonada en la calle Cornejo (Plaza de Carretas), ante la posibilidad de que hubieran personas enterradas, ya que al parecer el inmueble era utilizado por inmigrantes como refugio. Felizmente los perros no encontraron personas enterradas. La delegación de IAE cuenta con seis miembros, de los cuales cinco son bomberos del Sepei y el Ayuntamiento.

Francisco Ovidio García, bombero del Sepei y delegado en Albacete de IAE, comentó que están en conversaciones con la concejala de Seguridad para «conseguir un pequeño campo de entrenamiento y así no tener que desplazarnos hasta Algemesí». Si consiguen un espacio para entrenar, tanto los miembros de la ONG como los perros, podrían estar a disposición de los albaceteños ante cualquier emergencia y no tener que desplazarse desde la Comunidad Valenciana.

Compartir en Facebook
Compartir en Google Plus
Compartir en Twitter

>Resultados Deportivos

Fútbol
Albacete Balompié 0 Valencia Mestalla 0 Finalizado
Grupo Promecal
Se recomienda una resolución de pantalla de 1024x768 y las últimas versiones de los navegadores.
La Tribuna de Albacete digital se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol