La Tribuna de Albacete
Saltar Publicidad   Cerrar   

Publicidad

Provincia
Investigación biotecnológica

Usos científicos del azafrán

K.ORTIZ - domingo, 7 de noviembre de 2010
El grupo de Biotecnológica del IDR, realiza un trabajo callado, pero muy importante a nivel internacional

El grupo de Biotecnología que dirige el catedrático e investigador José Antonio Fernández, en el Instituto de Desarrollo Regional, viene trabajando en la investigación genética del azafrán hace más de una década. Todo empezó cuando en los años 90, el catedrático llegó a trabajar a la UCLM y vio que el azafrán se encontraba en peligro, ya que en esta década disminuyó notablemente el cultivo.

«Desde el año 94 venimos trabajando en un objetivo primordial, la conservación y la mejora genética del cultivo del azafrán y eso se hace a través de diferentes tecnologías». La primera de ellas es la conservación de la biodiversidad, es decir, de los recursos genéticos, las variedades, en concreto, material que está en el campo y para ello, «hemos hecho un consorcio europeo que lleva tres años de trabajo y hemos creado un banco de genes de azafrán que abarca toda Europa y que pretende preservar la biodiversidad del cultivo con el fin de poder atender a los programas de mejora genética que podamos realizar en el futuro».

The Crocusbank Project, que es el banco de genes creado por José Antonio Fernández, es uno de los proyectos europeos más importantes -también a nivel internacional- sobre el estudio del azafrán, creado en el 2004 y que cuenta con la colaboración de 14 países y abarca a más de 60 investigadores de todo el mundo. Este proyecto es muy importante porque se trata del primer banco de genoplasma mundial de cualquier cultivo y que está ubicado en España.

Otro de los puntos importantes en los que trabajan en el grupo de Biotecnología es la mejora genética del azafrán, para ello, utilizan técnicas de micropropagación, técnicas de multiplicación vegetativa y técnicas de cultivo de tejidos, «que es lo que hacemos aquí desde hace tres años». Pero el trabajo que realiza este grupo va más allá de las fronteras europeas, hace unos años realizaron un trabajo con científicos en Irán, donde observaron que haciendo una selección clonal, «que mejorando en cada generación los bulbos se podrían incrementar mucho las producciones, lamentablemente el material no se pudo sacar del país..., nosotros podemos hacer lo mismo en La Mancha y creo que vamos a obtener resultados positivos, una vez que definamos cuáles son las líneas más prometedoras».

USO MÉDICO. También en los años 90, José Antonio Fernández y su equipo buscó nuevas perspectivas al cultivo y decidieron abordar otra línea biotecnológica, la biomedicina. «Estuvimos trabajando muchos años en el efecto antitumoral del azafrán, descubrimos que puede prevenir ciertos tipos de cáncer, nosotros llegamos a nuestro techo de investigación y ahora se encuentra en manos de otros investigadores europeos». Así, como este tema, también se ha descubierto que el azafrán ayuda en los trastornos neurológicos como antidepresivo, y más recientemente, para la protección del sistema cardiovascular. Todas las investigaciones del azafrán aplicadas a la biomedicina, que ha realizado el investigador y su equipo, se encuentra siendo aplicadas e investigadas por otros científicos; es decir, el Grupo de Biotecnología de la Universidad de Castilla-La Mancha, viene aportando durante muchos años, investigaciones muy importantes que se están desarrollando en distintos países de Europa y también en otros continentes.

«Descubrimos un tipo de moléculas en el bulbo, en la cebolla del azafrán con mucho interés en el aspecto biomédico, en concreto, acabamos de presentar una patente de unas moléculas del bulbo del azafrán como coadyuvantes de las vacunas».

VALO AÑADIDO. Para el investigador José Antonio Fernández, el azafrán de La Mancha tiene un gran calidad a nivel mundial, además de un valor añadido asociado a la tradición. «Para conservar el cultivo y sigan habiendo productores, en España como en toda Europa, es garantizar y proteger las denominaciones de origen». Para el investigador también es importante que el azafrán con DO tenga un valor y que tenga un mercado «bien diferenciado del azafrán sin Denominación de Origen, el azafrán en Europa necesita una DO que esté asociado a valores de trazabilidad, área geográfica y cultural, para evitar que desaparezca, porque no puede competir en temas de coste y manufacturación con países como China».

Compartir en Facebook
Compartir en Google Plus
Compartir en Twitter

>Resultados Deportivos

Fútbol
Granada CF 0 Albacete Balompié 0 Finalizado
Grupo Promecal
Se recomienda una resolución de pantalla de 1024x768 y las últimas versiones de los navegadores.
La Tribuna de Albacete digital se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol