Fructuoso Díaz Carrillo

«Pretendo hablar de realidades menos conocidas»

G.G. - sábado, 5 de enero de 2019
El exalcalde hellinero Fructuoso Díaz Carrillo. - Foto: G.G.
«En el libro lanzo una mirada sobre una ciudad que es milenaria»

Fructuoso Díaz Carrillo, natural de Hellín en donde fue uno de los alcalde más votados de la democracia, ha compatibilizado su carrera docente con una trayectoria cultural y periodística y ejercido diversos cargos políticos en la Junta de Comunidades. Es autor de varios libros, el último, Hellín, tiempos de historia.

¿De qué trata su último libro, editado por el Ayuntamiento con la colaboración de la Diputación de Albacete?

Hellín ha contado con gente muy preparada que viene dejando en sus obras muestras de indudable valor histórico, literario, documental... Yo solo he pretendido hacer una modesta aportación, lanzando una mirada a la historia de una ciudad milenaria desde la perspectiva de realidades menos conocidas. Hacer un recorrido histórico-descriptivo para mostrar el perfil humano de sus gentes, la topografía y los aconteceres relevantes que han tenido a Hellín como protagonista.

Háblenos de sus anteriores publicaciones.

Hace ya cinco años que salió el primero: Buscando los orígenes, que se acercaba más a los aspectos de la repoblación de la Mancha en la Edad Media y su relación con localidades de la provincia de Albacete, singularmente con Villarrobledo, Ontur, Chinchilla, Albacete y Hellín. Más tarde vería la luz El sueño de las gaviotas, que contemplaba aspectos históricos junto a otros de amplia genealogía familiar.

¿Qué temática y aspectos concretos recoge Hellín, tiempos de historia?

Son 28 capítulos que se desarrollan en torno a cuatro bloques de contenidos esenciales: Los barrios y zonas históricas de la ciudad (San Roque, San Rafael, el Calvario, la Portalí, San Cristóbal, el Pino, Cerro Barbudo, Cuatro Caminos, la Estación, plaza de Santa Ana, Benito Toboso, Gran Vía). Otro sobre Las zonas verdes, que aborda la creación y desarrollo del primer espacio verde público de la ciudad, que es la Glorieta; con el mismo objetivo el Jardín-Feria, hoy más conocido como Jardín de los tamborileros; y el Parque municipal, con idéntico enfoque. El tercer bloque tiene un denominador común, pues se refiere a las zonas con mayor carga histórica de Hellín (el Castillo, las pinturas rupestres de Minateda, declaradas Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1998 y el Parque arqueológico del Tolmo).

Hay varios capítulos dedicados a la problemática del agua...

Me ha parecido que era un tema que hasta ahora no se había abordado de manera suficiente, aunque sí hay trabajos muy solventes sobre aspectos concretos. Quise poner especial énfasis, no sólo por su importancia histórica sino también en cuanto afecta a las condiciones esenciales de vida de los ciudadanos. Se centra en la Laguna de los Patos, la Fuente principal, los tres pantanos del término municipal (Talave, Camarillas y Cenajo), así como en la controvertida concesión de agua potable a Hellín en 1936 y su dilatada etapa en el tiempo hasta que el agua potable del río Mundo pudo llegar a las casas en julio de 1966.

Dedica mucho espacio a hablar sobre el Hospital, así como de otras infraestructuras locales.

El Hospital es un servicio público de primer orden para los ciudadanos e históricamente ha sido una reivindicación muy trabajada por la que han luchado las instituciones, colectivos y la ciudadanía. Merece la pena presentar el recorrido que se siguió hasta su puesta en funcionamiento y el importante servicio que presta en la actualidad. También hablo del Polideportivo Santa Ana y El Rabal, por su singularidad histórica.

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Grupo Promecal
La Tribuna de Albacete se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol
Auditado por Logo OJD