GONZALO ALDÁMIZ

«La cirugía cardíaca da una calidad de vida excelente"

ANA MARTÍNEZ - domingo, 6 de enero de 2019
«La cirugía cardíaca da una calidad de vida excelente
Gonzalo Aldámiz-Echevarría, jefe del Servicio de Cirugía Cardíaca en el hospital Quirónsalud de Albacete, figura entre los mejores 100 médicos de España

Forbes es una revista conocida por su lista sobre las personas más ricas del mundo. No obstante, desde 2017, la edición española  de esta publicación viene elaborando otra lista que nada tiene que ver con la anterior: la de los mejores 100 médicos de España. Una selección que ha repetido en 2018 y en la que vuelve a aparecer el doctor Gonzalo Aldámiz-Echevarría, jefe del Servicio de Cirugía Cardíaca en el hospital Quirónsalud de Albacete desde el año 2000 y coordinador de esta misma especialidad en la Fundación Jiménez Díaz y en los hospitales Rey Juan Carlos, Infanta Elena y General de Villalba, todos ellos de Madrid. Además, el doctor Gonzalo Aldámiz es profesor honorario del Departamento de Cirugía de la Universidad Autónoma de Madrid.
¿Cómo se encaja aparecer en una lista sobre los 100 mejores médicos de un país? ¿Abrumado?
Conlleva una alegría. Cierto es que ni están todos los que deberían ni todos los que están son los que deben estar, pero es un reconocimiento a tu trabajo, origina bastante repercusión mediática, te llaman para felicitarte y eso sienta realmente bien.
¿Cuáles son los parámetros, los criterios, que determinan que usted es uno de los 100 mejores médicos?
Desconozco los criterios. Esta lista se publicó por primera vez en 2017 y ni ese año ni este han contactado conmigo por parte de la revista.
Esto es prestigio académico y profesional. ¿Atrae más trabajo, más ofertas de la sanidad pública o privada?
En la sanidad pública, no. Aunque tenemos una sanidad fantástica, nuestros pacientes no tienen libre circulación ni la posibilidad de elegir el lugar de la intervención. Al usuario le corresponde un hospital determinado y es difícil que pueda escoger otro centro, por lo que figurar en esa lista no atrae más pacientes en lo público. Es posible que en el ámbito privado sí, pero el 98% de mis pacientes pertenecen a la sanidad pública, por lo que no me supone más trabajo.
¿Y en el ámbito internacional?
Figurar en la Lista Forbes puede ser una carta de presentación para cualquier sitio, pero, por lo general, las ofertas laborales se generan dentro de las relaciones entre profesionales. Casi nadie te llama para contratarte porque has salido en una revista. De todas maneras, en España somos bastante reacios a los movimientos laborales dentro de la sanidad.
He leído sobre usted que desde niño quería ser cirujano cardíaco. ¿Cómo se entiende eso?
Lo he hablado muchas veces con mis padres, porque soy el mayor de cuatro hermanos y en mi familia no hay antecedentes sanitarios. Mi padre trabajaba en la Universidad Comercial de Deusto y le hacía ilusión que uno de sus hijos siguiera su trayectoria. Sin embargo, desde muy pequeño quise ser médico e incluso con 10 o 12 años ya sabía en qué especialidad. No sé por qué, era la época en la que el trasplante cardíaco tuvo mucha trascendencia. Cuando acabé la carrera de Medicina había otras especialidades que tenían más salidas que la cirugía cardíaca, pero después de darle muchas vueltas, escogí la que siempre había querido. 
¿Le ha decepcionado?
En algunos momentos. Cuando llegué a Albacete estuve siete u ocho meses viviendo en un hotel porque mi intención era presentarme al Board que te permite ejercer como cirujano cardíaco en Europa. Quería trabajar en Inglaterra porque en España veía limitado mi desarrollo profesional. Me presenté al examen, obtuve la titulación y entonces la empresa me dio la oportunidad de montar aquí un servicio diferente a lo que había, un servicio mucho menos rígido. Era crearlo en un centro más pequeño, pero con gente joven muy animosa e ilusionada, con ganas de hacer cosas nuevas, con una organización más flexible en muchos aspectos.... Fue una forma diferente de crear un servicio que me atrapó. De eso hace casi 19 años.

Más información en edición impresa
 

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Grupo Promecal
La Tribuna de Albacete se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol
Auditado por Logo OJD