La Tribuna de Albacete
Saltar Publicidad   Cerrar   

Publicidad

22 de julio de 2018

El Sescam revisa dispositivos de seguridad; todos funcionan

L.G.E - martes, 10 de julio de 2018
El Sescam revisa dispositivos de seguridad; todos funcionan - Foto: H. Fraile
El director de Recursos Humanos dice que entre los 4.669 que tienen solo había alguna avería residual

La seguridad de los centros de salud y hospitales de Castilla-La Mancha depende en gran medida de lo que se conoce como el Plan Catalejo. Se implantó en 2007 y consistió en poner cámaras de videovigilancia, detectores de alarma y pulsadores. El director de Recursos Humanos del Servicio de Salud, Íñigo Cortázar, ha contado esta tarde que entre las cinco provincias tienen repartidos  4.669 dispositivos tecnológicos de seguridad y que «todos ellos funcionan correctamente».

Así lo ha expuesto durante una comparecencia en las Cortes convocada para hablar de las medidas de seguridad que tiene el Sescam. Cortázar explicó que se ha hecho una auditoría para comprobar que todas funcionaban y que eso les ha permitido arreglar algunas averías, aunque contó que estas eran «residuales».

Entre esos dispositivos hay detectores de alarma (tanto de volumen como de rotura de cristales), pulsadores y cámaras de vigilancia, todos ellos conectados. «Cada vez que se disparase la alarma por intrusión o por la activación de los pulsadores, la cámara se orientaba al lugar para ver esa zona, se veía desde la central y se comunicaba al centro de salud, consultorio o a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad», apuntó.

El responsable de Recursos Humanos desveló que con Cospedal los dispositivos del Plan Catalejo se descentralizaron y su contratación pasó a depender de cada gerencia.  De hecho, señaló que están estudiando como volver a centralizarlo para mejorar el funcionamiento del sistema y además ahorrar costes.

Aclaró que en el centro de salud de El Casar (Guadalajara) funcionaba correctamente el botón del pánico el día en el que se produjo una agresión a cuatro profesionales sanitarios. Explicó que la técnico de Prevención de Riesgos Laborales fue al día siguiente y comprobó que no había ningún problema. Con todo, Cortázar desmitificó en su comparecencia el uso de los botones de pánico. «Yo he trabajado en entidades financieras donde hay botón del pánico y los compañeros que han pasado por estas situaciones, me decían que era casi lo último en lo que pensaban», contó.

Otro caso del que se habló en sede parlamentaria fue el del médico agredido en Camarena (Toledo) por la misma persona que atacó al hombre al que fue a atender a su casa. Cortázar señaló que es uno de los motivos que han llevado al Sescam a concretar aún más los protocolos de prevención, algo que se verá hoy en una reunión del Comité de Salud y Seguridad. Expuso que se pueden mejorar en aspectos como protocolo de tiempos y señaló que en el caso de Camarena este municipio tiene servicio de urgencias, pero que el cuartel de la Guardia Civil está en otro, algo que hay que tener en cuenta para mejorar en prevención.



 



2.138 Cámaras. Son 1.982 interiores (1.255 minidomos y 727 domos) y 156 exteriores (91 minidomos y 65 domos).



62 vigilantes. Hay vigilantes en hospitales y los centros de salud que más lo precisan.



1.602 detectores. De todos los detectores de alarma que hay en el Sescam, 1.493 son de volumen y 109 de rotura de cristal.



929 pulsadores. La gran mayoría (890) son fijos, pero hay 39 activables por radiofrecuencia.


Grupo Promecal
La Tribuna de Albacete se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol