La Tribuna de Albacete
Saltar Publicidad   Cerrar   

Publicidad

19 de agosto de 2018
DESARROLLO

El PDR de La Manchuela

I.M. - lunes, 28 de marzo de 2016
El Ceder ya tiene sobre la mesa unos 90 proyectos de ámbito comarcal de muy variada temática y ejecución para desarrollar con cargo a los seis millones de euros que espera recibir, vía la Junta, de los fondos europeos Feader


H asta el próximo 12 de abril está abierto el plazo para que los  29 Grupos de Acción Local que funcionan en la región presenten ante la Junta su candidatura y estrategia de desarrollo local para los próximos seis años. Una vez cerrado este plazo, la Consejería de Agricultura dispondrá de tres meses para resolver, decidir y adjudicar a cada comarca su cuadro financiero, o dicho de otra manera, el presupuesto que dispondrán para ejecución de proyectos con cargo al Feader.

Pensando en esta convocatoria la junta directiva del Ceder de La Manchuela no sólo ha presentado, con cargo a los 130 millones que le corresponden a la Junta de Comunidades, una solicitud de cuadro financiero de 13 millones de euros, de los que, no obstante, espera que sean aprobados sobre seis millones de euros, sino que también ya ha admitido para su desarrollo unos 90 proyectos comarcales diseñados por los vecinos, según comenta el gerente del citado  Ceder, Malaquías Jiménez.

 Conscientes, no obstante, de que una cosa es el presupuesto  general y otra cosa es la cantidad que se irá asignando año tras año,  y de que tocará priorizar, pues ni hay tiempo ni dinero suficiente para poder ejecutarlos todos, detrás de esos 90 proyectos hay iniciativas nuevas pero también hay otras que se recuperan de ediciones anteriores o simplemente se les va a dar continuidad un año más.

Así, la gente de La Manchuela apuesta por las mujeres de los municipios más pequeños, por el mundo del vino, por la riqueza geológica de sus paisajes, por las cuevas habitables, así como por la ordenación de los montes públicos, o porque no se pierdan las tradiciones en el más amplio sentido de la palabra, es decir, desde las musicales hasta las agrarias.



Geoparque. Lo de las mujeres no es otra cosa que la puesta en marcha de nuevo de un programa de becas para que las vecinas de más de 45 años que habitan en los municipios más pequeños como puede ser el caso de Navas de Jorquera, Balsa de Ves o Villavaliente, por citar tres localidades, puedan sacarse el permiso de conducir. Aunque la convocatoria como tal se abrirá a los 25 pueblos que forman la comarca, la beca vendrá a cubrir, recuerda Malaquías Jiménez, la mitad del importe de la formación e inicialmente serán 50 las ayudas que se van dar, si bien, dado el éxito de ediciones anteriores, es más que probable que esta cifra vaya a más.  Otro proyecto que la Asociación para el Desarrollo de La  Manchuela quiere retomar tiene que ver con  la  música que allí se hace.  La vez anterior que se hizo un recopilatorio musical para su posterior difusión y promoción a nivel interno fue en vinilo, ahora será en CD con grupos locales de Villamalea, Fuentealbilla o Madrigueras. En esta ocasión, además, la promoción llegará hasta las redes sociales y así quien quiera, viva o no en esta comarca albacetense, podrá bajarse las canciones de La Manchuela, desde las más modernas hasta las que vienen de antaño.

Sin perder de vista el patrimonio, en este caso, el medioambiental, la apuesta de esta comarca con cargo al nuevo PDR es, por un lado, que las Hoces del Júcar sean declaradas por la Unesco en su condición de paraje geológico específico,  geoparque.  Para ello primero, no obstante, habrá que hacer y presentar candidatura, o dicho de otra manera, habrá que redactar la memoria en la que se describa no sólo las características físicas que  hacen a este paraje merecedor de este reconocimiento pensado por y para su conservación y protección, sino también el soporte humano que hay detrás.  Geoparques ya hay en las Islas Canarias, en Aragón o en Castilla y León, pero en Castilla-La Mancha, no obstante,  éste sería el primero.

Y por otro, hacer un festival de cortos con el valle del Cabriel como principal escenario. La idea de este festival no es sólo la entrega de premios en un acto que bien podría celebrarse en Villamalea o en Madrigueras, sino también hacerse con un fondo documental sobre un «espacio realmente espectacular» y que igualmente sirva  para que los municipios de La Manchuela se conozcan los unos a los otros.

Que se conozcan los unos a los otros es también lo que busca la red de mercadillos de la tierra que han propuesto los vecinos de La Manchuela con cargo al dinero que vendrá de Europa. La idea inicial sería hacer una o dos de estas ventas ambulantes por mes en una especie de gira por todos los pueblos. Lo que se pondría a la venta serían productos artesanales o alimenticios, entre otros.

Pero La Manchuela no sólo quiere tener un festival de cortos o una red de mercadillos de la tierra también quiere que lo rural no se pierda y para ello que mejor que transformar las antiguas escuelas de Villatoya en una novedosa escuela campesina, en donde sus alumnos se formarán y capacitarán en el saber tradicional aprendiendo, por ejemplo, porque las judías se siembran con luna llena o porque es mejor decantarse por unas variedades locales de semillas concretas y no por otras.

No obstante, como dice Malaquías Jiménez, ésta no será una escuela al uso. «Aquí, describe, no caben alumnos sentados en pupitres, aquí lo que se harán serán actividades como talleres que tengan que ver, por citar varios ejemplos, con el aprovechamiento de la energía eólica por molinos antiguos o con las posibilidades varietales de almendra que había en el pasado».  La actividad se irá ofertando conforme vaya surgiendo y su duración será variada.



vinos y cuevas. En términos económicos el desarrollo rural pasa, conforme a los proyectos que se han hecho llegar al Ceder de La Manchuela, por los montes y por el vino. En el caso de los montes  por la ordenación de los montes públicos de titularidad municipal como paso previo a la redacción de un plan de explotación comarcal, calendario incluido, a partir de las limpiezas y las talas de reposición que se hacen y fundamentado en la biomasa. Estamos hablando de un superficie en montes de 30.000 hectáreas. En el caso de los vinos lo que se ha propuesto es la organización de un consorcio comercial de bodegas y cooperativas. Una especie de club enfocado a que se dé una única  venta y una única promoción de sus productos en Rusia o en los continentes americanos y asiáticos, sin perder de vista que en estos momentos al exterior ya se puede estar derivando sobre la mitad de lo que está produciendo. La Denominación de Origen es hoy por hoy la que se encarga de la promoción de las bodega adheridas, pero no de la gestión comercial. Detrás de este  consorcio hay bodegas de Villamalea, Casas Ibáñez, Cenizate o Fuentealbilla.  

Finalmente, en términos de turismo,  los vecinos de esta comarca consideran que la próxima inversión europea  debe de centrarse en  dos elementos, el  vino y  las cuevas habitables.  El del vino porque La Manchuela, siguiendo el ejemplo de otros puntos de la geografía nacional, quiere tener su propia ruta gracias a un proyecto en el que los bodegueros irían de la mano de los hosteleros para ofertar desde catas hasta visitas guiadas. Y el de las cuevas, porque La Manchuela quiere tener un museo para la interpretación del hábitat troglodita, es decir, del sistema de vivienda, no en cavernas, como lo hacía el troglodita, pero si en cuevas. Muy extendido a lo largo de la ribera del Júcar, el centro estaría en la pedanía de Ribera de Cubas, en una casa cueva propiedad del Ceder.


Grupo Promecal
La Tribuna de Albacete se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol