La Tribuna de Albacete
Saltar Publicidad   Cerrar   

Publicidad

21 de noviembre de 2018

Una imagen de sobria belleza

A. Díaz - viernes, 4 de marzo de 2016
Manuel Martínez Chillerón, en el Museo Municipal, junto a la imagen de Nuestra Señora de la Soledad. - Foto: ARTURO PEREZ
La cofradía que preside Manuel Martínez Chillerón afronta una Semana Santa muy especial, con un primer acto de importancia como es el hermanamiento con la Banda de Cornetas y Tambores de Aguas Nuevas

La Cofradía de Nuestra Señora de la Soledad es una de las más queridas de la Semana Santa de Albacete.
El presidente de ésta, Manuel Martínez Chillerón, confirmó que la fundación fue en 1954, «con este nombre, aunque tenemos antecedentes de muchos siglos, porque hay noticias que hablan ya del siglo XVI;era la misma que el Santísimo Cristo de la Agonía, pero por cuestiones distintas se separaron y la nuestra también comenzó a desfilar sola».
Nuestra Señora de la Soledad tiene cuatro pasos: Ecce Homo, Santísimo Cristo de la Expiración, apodado El Cachorro, que va Jueves Santo al Cuartel de la Guardia Civil y Lavatorio de Pilatos y la imagen titular de la cofradía, Nuestra Señora de la Soledad.
Nuestra Señora de la Soledad sale a nuestras calles Jueves Santo, acompañando al Santísimo Cristo de la Expiración, hasta el Cuartel de la Guardia Civil, pero su día más importante es Viernes Santo, en el Santo Entierro. El Lavatorio de Pilatos desfila el martes; Ecce Homo, miércoles; jueves, Santísimo Cristo de la Expiración con Nuestra Señora de la Soledad, en ese desplazamiento al Cuartel; y el viernes, sólo Nuestra Señora de la Soledad, aunque por la mañana, la cofradía también va a la Residencia Vital Parque, con el Cristo de la Expiración, «para que los ancianos que están ahí y no pueden salir, vean al Cristo», decía del presidente de ésta. Manuel Martínez añadía que la cofradía vive un buen momento, como en general la Semana Santa de Albacete y «tenemos aproximadamente alrededor de 300 cofrades y todas las imágenes van a hombros, lo que pasa es que antiguamente sólo eran portadas por hombres; hoy, con muy buen criterio considero, es mixto».
Nuestra Señora de la Soledad tiene varias novedades este año, en principio, confirmó el presidente, «nos vamos a hermanar, el día 16, con la Banda de Cornetas y Tambores de Aguas Nuevas, en la misa que se celebrará en la parroquia del Pilar, a las 20 horas, a la que están todos invitados. También cambia el traje de los músicos de nuestra banda de cornetas y tambores, que van a llevar traje. Será una chaqueta y pantalón con un cordoncillo de plata. Como todas las bandas están adoptando el traje, nos hemos visto en el deber de cambiar, aunque aún quedan cofradías que irán su túnica. Es algo que se sometió a votación y salió traje; entonces sólo tenemos que sumarnos a esta iniciativa mayoritaria, porque es una opinión de los propios cofrades que así decidieron».
Recordaba Martínez Chillerón su indumentaria, con túnica negra con una puntilla blanca de cinco centímetros en la bocamanga, con doble capa, negra y blanca; la última que se usa para prácticamente todos los días, con la excepción de viernes, en la que se desfila con capa negra; el capuz es blanco con el emblema oficial de nuestra cofradía».
Se mostró el presidente de Nuestra Señora de la Soledad su esperanza y buenos augurios respecto al futuro de la Semana Santa, «porque además, estamos pidiendo la declaración de Interés Turístico Nacional, algo que creemos justo y que animará, para que se apunten más cofrades porque, no nos engañemos, ha bajado su número, aunque estamos muchas cofradías que nos mantenemos, porque recuerdo que nosotros hemos llegado a ser casi 800 cofrades y hablo de que hay 500 que tienen el traje colgado en el armario. Ahora bien, es verdad que cada año ganamos un poquito, va gustando más, por su solemnidad, es cada vez más seria y este año además trataremos de no dar caramelos el Viernes Santo, pero eso es lo que estamos haciendo todos, trabajar por nuestra Semana Santa, cada uno desde su cometido y, como decía, todo no es la cantidad, pero sí que el esfuerzo en común es muy importante». Recordó Martínez Chillerón que, detrás de una cofradía como Nuestra Señora de la Soledad hay muchas personas trabajando, que colaboran a lo largo del año para que en esos días de Semana Santa esté todo perfecto, desde los tronos a las imágenes, pasando por el ajuar y «por ejemplo en esta exposición tan bonita que tenemos en el Museo Municipal , María Madre de la Misericordia, que es donde está ahora Nuestra Señora de la Soledad, la tenemos sin su manto porque tendría que estar por el suelo; entones, nos centramos más en la imagen, en los desfiles sí se podrá ver».

Compartir en Facebook
Compartir en Google Plus
Compartir en Twitter
Grupo Promecal
La Tribuna de Albacete se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol
Auditado por Logo OJD