La Tribuna de Albacete
Saltar Publicidad   Cerrar   

Publicidad

El TLP prepara la llegada de los cazas del futuro

MARCELO ORTEGA - jueves, 12 de julio de 2018
Andrés Enrique Maldonado tomó posesión la semana pasada como jefe del programa TLP que componen 10 países OTAN. - Foto: JOSÉ MIGUEL ESPARCIA
El programa piensa ya en las próximas misiones en la Base donde aviones actuales como el Eurofighter convivan con aeronaves de quinta generación como el F-35

La tecnología avanza en el sector bélico, y si la industria armamentística cambia, también lo hace la aviación militar. Esa evolución se hace notar a su vez en la actividad en Albacete del programa de liderazgo táctico TLP que conforman 10 países de la OTAN, España entre ellos. La organización trabaja ya en preparar la integración de los cazas de combate del futuro con los sistemas de armas actuales. En un futuro no muy lejano, los cazas actuales y los más modernos, compartirán misiones reales en conflictos, y también compartirán el adiestramiento en las misiones de vuelo del TLP en la Base Aérea de Los Llanos. Estos cambios por venir los explicaba Andrés Maldonado, nuevo coronel jefe del TLP, quien en su toma de posesión habló precisamente de la necesidad de evolucionar y de adaptación de las tácticas y doctrinas aéreas de combate. Maldonado definía cuál es el reto de esa evolución: «Tenemos en el horizonte la llegada de los aviones de quinta generación, que se llaman, el más representativo es el F-35, y a nivel OTAN tenemos que conseguir integrar esa quinta generación con los aviones de cuarta generación, los que tenemos ahora en los cursos, como el F-16, el Mirage 2000, F-18, los Eurofighter, o los Rafale».
El reto tiene que ver con un futuro que en realidad no es tan lejano, porque el F-35 es ya una realidad, añadía el coronel jefe: «De los 10 países que forman el TLP, cinco o seis tendrán en los próximos años estos aviones de quinta generación, y el TLP tiene que ser igual de avanzado e igual de excelente que es ahora, consiguiendo que los aviones de quinta y cuarta generación se integren, que vuelen juntos, y consigan los mismos líderes de misión que tenemos ahora, pero con esas nuevas capacidades». Andrés Maldonado añadía que todo cambiará con estas nuevas aeronaves para el programa, si se tiene en cuenta que «en el TLP no solo hacemos cursos de vuelo, se innova en lo relativo a doctrina, tácticas, procedimientos... Estos aviones van a requerir nuevas tácticas y nueva doctrina para la OTAN». Los cálculos dicen que en 2030 un 30% de los aviones militares de la Alianza Atlántica serán de quinta generación, y tendrán que convivir en misiones con el otro 70%, cazas todavía de cuarta generación como los Eurofighter asignados al Ala 14 en Albacete.

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Grupo Promecal
La Tribuna de Albacete se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol
Auditado por Logo OJD