Los 'ironman' de la Sierra del Segura

I.M. - domingo, 13 de septiembre de 2015
Imagen de una de las participaciones deportivas que se celebran en esta comarca albacetense. - Foto: CLUB BTT RIÓPAR
La comarca acoge en diferentes fines de semana del año diversas pruebas para corredores y ciclistas de montaña y es tal la fama que tienen y la afluencia que reciben que los hoteles y los restaurantes se llenan

Aquellos a los que les guste practicar el trailrunning por unos parajes de espectacular y singular belleza y de paso disfrutar de un fin de semana rodeados de naturaleza tienen el próximo mes dos citas en el Parque Natural de los Calares del Río Mundo y de la Sima, una el día 18 y otra el día 31.
El 18 de octubre es la BBT Los Calares del Río Mundo o Los Calares del Río Mundo Bike Maratón. Con un recorrido de unos 66 kilómetros y un desnivel cercano a los 2.400 metros este año llega a su XII edición. Considerada como una prueba puntera dentro del sureste de España y de gran aceptación entre los bikers de todos los puntos de la geografía nacional, es rara la edición que baje de una asistencia media de entre 800 y 900 participantes, según recuerda Alfonso Garrido del Club BTT Riópar, uno de sus organizadores. Sus principales atractivos son, por un lado, el recorrido duro y exigente tanto física como técnicamente que tanto gustan a los amantes de este deporte que ofrece y, por otro, el enclave por donde discurre, rincones espectaculares moldeados por el agua como el Nacimiento del río Mundo.
El pasado día 4 empezó la cuenta atrás para la tercera edición del  Mentiras Vertical que se celebrará el 31 de octubre con cuatro modalidades para todos los públicos. Bajo organización de EyC Sport y respaldada por la asociación internacional de trail running, discurre por el término municipal de  Yeste, por el Valle de Tus. Las pruebas a realizar son Mentiras Vertical Trail de 18 kilómetros; Mentiras Trail de 32 kilómetros y Los Dos Calares Trail de 55 kilómetros. La primera está pensada para los nuevos corredores y para los marchadores, la segunda para los corredores más experimentados, mientras que la tercera, la prueba reina de Mentiras Vertical, permitirá a quien la haga ascender corriendo  los dos picos más importantes de cada Calar, el Mentiras de 1.897 metros de altitud y al Calar de 1.525 metros.
 El  programa arrancará el viernes con dos charlas, una técnica y otra sobre el lugar, según comenta uno de sus organizadores, Raúl Martos, el sábado es cuando se  correrá, la noche del sábado al domingo es cuando habrá barbacoa nocturna para celebrar ser ‘finisher’ y el domingo, antes de irse, uno se puede ir a hacer turismo.
 La carreras más cortas empiezan a las ocho de la mañana y la más larga una hora antes con una duración mínima de hora y media, tres o cinco horas para los primeros en llegar pues todo depende de los kilómetros a recorrer. El pasado año entre las tres sumaron 950 corredores, su organización movilizó a 100 personas y entre visitantes, acompañantes y corredores pernoctaron ese fin de semana en este valle segureño 1.500 personas lo que supuso unos ingresos de unos 200.000 euros para la hostelería serrana. La inscripción cuesta entre 20 euros y  60 como máximo, en función de la carrera elegida, y hay descuento para los federados. Los interesados en la que va a ser la III edición del Mentiras Vertical tienen de plazo hasta el próximo día 23 para formalizar su inscripción.    
  Que la gente pudiese localizar en el mapa de España la localidad de Riópar y la parte albacetense de la Sierra del Segura es lo que hay detrás del Desafío Lurbel, una prueba que en su primera edición, la del 2013, supuso que el 90% de la oferta de alojamiento turístico que ofrece esta zona se cubriese  y se ocupasen 2.100 plazas hoteleras.  Lurbel es competición valiéndose de un recorrido  que atraviesa caminos y rutas que enlazan zonas y enclaves muy representativos de la Sierra, pero también es  una opción para que los corredores y demás asistentes  puedan conocer más a fondo y durante un fin de semana la zona, su cultura, sus usos y sus costumbres. Así, no sólo los premios que se entregan a los mejores clasificados son estatuillas de bronce hechas para la ocasión sino que igualmente se les ofrece la posibilidad de hacer visitas guiada y de degustación de platos típicos valiéndose de una ruta de la tapa específica o del menú Lurbel.
Consagrada dentro de las pruebas alpinas más duras del panorama nacional, la última, tal y como recuerda, José Ramón Yañez, del Club Deportivo Adventure Bike La Bajera, organizador del Desafío Urbel se celebró el pasado mes de abril y entre pernoctaciones  y otros consumos el impacto económico que tuvo el Desafío Urbel para Riópar fue de  350.000 euros y para la Sierra del Segura de 600.000.
Hasta este año el Urbel contemplaba una marcha senderista de 25 kilómetros, tres carreras a pie, de 25, 45 y 65  kilómetros, respectivamente y el domingo era el día en que se hacían. El año que viene la intención, no sólo es internacionalizar la prueba con la apertura a corredores extranjeros, sino también incluir dos opciones deportivas más sobre las que hay: un kilómetro vertical para el sábado y una carrera de 100 kilómetros  que saldrá el sábado por la tarde y que discurrirá por la noche. La inscripción más barata es de 25 euros  y las pruebas tienen una duración de entre dos horas y media y  cuatro horas y media.
MUCHO MÁS. No obstante, estas  competiciones deportivas son tres de  un programa más amplio en el que igualmente tienen cabida otras pruebas como, por un lado, las nueve carreras BTT que para este año se han programado dentro de las 40 que engloban el IX Circuito Provincial que organiza la Diputación en colaboración con Ayuntamientos y otras organizaciones y asociaciones, entre ellas las deportivas. La participación media que registra oscila  entre los   300 y  400 corredores, aunque también las hay con menor número de participantes y con más.
 Todas ellas son de nivel A y de las nueve únicamente falta por hacer la prevista para el 9 de octubre por Elche de la Sierra habiéndose ya corrido las pruebas correspondientes a Liétor, Bogarra, Letur, Yeste, Riópar, Nerpio, Socovos y Férez.  La de Riópar, sólo por describir una, contemplaba dos horas de salida, las 9,30 para la ruta larga de 39 kilómetros con un desnivel acumulado de 1.200 metros, y las 9,50 para la ruta corta de 22 kilómetros con un desnivel acumulado de 600 metros. La carrera transcurrió por el valle de Riópar recorriendo diferentes sendas y caminos de gran belleza paisajística. Se pasó por aldeas y se visitó el Riópar Viejo y los deportistas tuvieron que abonar en concepto de cuota a la hora de inscribirse  nueve o 12 euros.
Y por otro, las ocho carreras populares de las 48 que incluye el  circuito provincial de la Diputación para este año, entre pruebas de especial dificultad técnica con desniveles y distancias apreciables; media maratón con un recorrido de  21.097 metros; pruebas de corta distancia con un recorrido de menos de 12.000 metros, y pruebas de larga distancia con un recorrido que oscila entre los 12.000 y los 21.097 metros y con una especial dificultad técnica.  La primera de  estas carreras que han tenido como escenario la Sierra del Segura tuvo lugar en Yeste, la segunda en Riópar, la tercera en Elche de la Sierra en coincidencia con la fiestas de San Blas, la cuarta en Molinicos, la quinta en Socovos, la sexta será el 4 de octubre en Nerpio,  la séptima será en Ferez el 8 de noviembre y la octava también será en noviembre, el día 21, en Liétor. Todas ellas están englobadas en el primero de los cuatro grupos mencionados.
Además de lo anterior también está el circuito Los Desafíos Sierra del Segura, puesto en marcha este año por el Club La Bajera. Son carreras a pie por senderos de montaña de Elche de la Sierra, Peñarrubia, Ayna y Talamansi. Dos de estas carreras han sido nocturnas y las otras dos  diurnas. Son de dificultad física alta de corte alpino, metiéndose por crestas ayudados por cuerdas o por aldeas y en todas los recorridos a elegir por los participantes son dos, uno más largo y otro más corto, pensando, por ejemplo, en los acompañantes, siendo más de tipo senderismo. Hoy por hoy la única que falta es la correspondiente a Peñarrubia que está programada para el 4 de octubre. Asimismo está el Amanece Trail Desafío Ayna o la cicloturista Catlike que de 140 kilómetros pasa por Riópar, Yeste o Molinicos. Es con bicicleta de carretera, lleva ya siete años celebrándose y este año, la que fue en junio, han tenido 600  inscripciones.
  Y quiénes asisten a estas competiciones. En  las carreras BTT, según explica Alfonso Garrido del Club BTT Riópar, la mayoría de los participantes son aficionados al ciclismo de montaña y con edades de lo más dispares pues el único requisito a cumplir, al margen de llevar cada uno su bicicleta, es tener 18 años como mínimo (y 16 años si optas al recorrido corto, el junior, como se le conoce coloquialmente), habiéndose incluso a veces presentados corredores con una edad próxima a los 70 años. Y, aunque hay caídas, porque hay un riesgo añadido, y  averías, la mayoría finalizan. Lo mismo se puede aplicar en cuanto a edad, riesgos añadidos y fin de etapa para los que corren a pie; una modalidad deportiva en la que corredores profesionales hay muy pocos.
IR DE TURISMO.Quien las hace se adentra en el terreno de la aventura pues siempre se buscará esa dificultad añadida que haga de reclamo pero también conocerá rincones inéditos y practicará lo que se conoce como turismo deportivo con lo que esto conlleva, por un lado, de dinamización de la zona pues tocará contratar alojamiento para dormir y para comer en el fin de semana que tienen por delante  pues la prueba sólo abarca un día, como se ha mencionado. Y por otro de publicidad de la zona dando a conocer las excelencias de la  Sierra del Segura en las redes sociales  y a cuántos les pregunten a estos corredores y acompañantes  por su fin de semana albacetense.
De momento la  propuesta de un turismo deportivo por la Sierra del Segura es un proyecto, aunque la intención es entregarlo y presentarlo antes de que acabe el año ante el Grupo de Acción Local de la Sierra del Segura, a los Ayuntamientos que conforman esta comarca y a la Diputación. El fin es  que cada zona por donde discurren estas pruebas puedan sacarle el máximo de partido turísticamente hablando de lo que hay y de lo que todavía está sin explorar como los 110 escalones de Ayna o  El Padroncillo de Riópar.
Los corredores son tanto hombres como mujeres, su procedencia es de lo más variadas ( Albacete, Murcia, Ciudad Real, Cuenca, Madrid, Granada o Málaga, entre otras). Como mínimo se alojan una noche y en su mayoría vienen acompañados por dos o más personas. En el caso del Desafío Lurbel son los organizadores los que les gestiona el alojamiento valiéndose de la lista que previamente les han facilitado los hosteleros y a dónde pueden ir a comer y lo mismo pasa con la BTT Calares del Río Mundo o Mentiras Verticales.
Luego está el componente humano, todo el personal que estos eventos mueven a nivel de localidad y de fuera.

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Grupo Promecal
La Tribuna de Albacete se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol
Auditado por Logo OJD