El Alba acaba 2018 en ascenso directo

Juan Carrizo - domingo, 23 de diciembre de 2018
Rei Manaj celebra con la grada del Belmonte gol que le dio la victoria al Alba y lo pone segundo en la tabla. - Foto: Arturo Pérez
1
Albacete Balompié
0
Rayo Majadahonda
Finalizado
Un gol de Rei Manaj en la recta final del encuentro valió al Albacete Balompié para derrotar al correoso Rayo Majadahonda y ponerse segundo en la clasificación

La niebla fue testigo de un Albacete Balompié que supo encontrar el camino de la victoria a pesar de las enormes dificultades que le planteó un Rayo Majadahonda muy bien posicionado, pero que evidenció el problema que le hace estar en apuros en la tabla, la falta de gol.
Conforme la niebla se ponía más espesa y el partido llegaba a su fin con el 0-0, apareció Rei Manaj para marcar un tanto que sirve al Albacete no sólo para ganar el partido, también para auparse a la segunda posición de la tabla y acabar el 2018 en puestos de ascenso directo. Mejor Navidad, imposible para el conjunto manchego y sus aficionados, otra vez poniendo el Belmonte patas arriba a pesar de la gélida tarde.
Un gol solitario en un partido espeso para los de Luis Miguel Ramis, más que por deméritos propios por el planteamiento de un Majadahonda con las ideas muy claras, que llevó el tempo del partido justo donde no le gusta al Alba. El equipo de Antonio Iriondo cogía la pelota y la sobaba con tranquilidad, sin dejar que el Albacete se la robase, pero sin ningún tipo de prisa por llegar arriba. Paraban el ritmo una y otra vez y el Alba se veía fuera de su juego habitual.
Debe ser la enésima vez que el Majadahonda pierde en los minutos finales y el gran culpable de que el equipo madrileño esté en la parte baja de la tabla a pesar de las buenas sensaciones que dejó, al menos, ayer en el Belmonte. Si no marcas, por mucho que domines, estás expuesto a lo que ocurrió. Y es lo que diferencia al Albacete esta temporada, que tiene mucho gol. Si no aparece Zozulia, lo hace Eugeni, si no aparece Bela, lo hace Acuña, y por si fuera poco, todavía queda Rei Manaj, protagonista ayer del gol del triunfo.
El albanés es de esos futbolistas que tienen la portería entre ceja y ceja. Da igual donde pillen el balón, su mirada se va directa a la meta del gol. Recibió un balón en la media luna, se revolvió para buscarse el hueco y disparó justo donde no podía llegar Basilio para hacer el 1-0 en el minuto 84, ante el delirio de la grada.
Es lo que diferencia a los equipos campeones, los que están tocados con la varita mágica, como así parece estar este año el Albacete. Fue el único lanzamiento entre los tres palos de Albacete, pero le bastó para ganar el partido y, con esos tres puntos, acabar el 2018 en la segunda plaza de la clasificación, es decir, en puestos de ascenso directo. Felices Navidades.

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Grupo Promecal
La Tribuna de Albacete se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol
Auditado por Logo OJD