Un año de transición

Pedro Belmonte - jueves, 3 de enero de 2019
Rubén Pinar lidera el escalafón en el apartado de matadores. - Foto: ARTURO PEREZ
Durante el 2018 hubo una importante bajada en cuanto a números se refiere y se llegaron a reducir los festejos en un 20 por ciento aproximadamente, ya que de los 24 celebrados en 2017 se pasó a 19

Terminó 2018 y le damos la bienvenida al nuevo año  con la esperanza de mejorar en todo lo referente al mundo del toro en nuestra provincia, ya que las cifras que nos dejó el año viejo no será difícil superarlas en el 2019, con un poco que acompañe la suerte, así como el trabajo.
Comenzaremos con los festejos celebrados en la provincia, siempre considerando los festejos mayores, es decir, corridas de toros, novilladas picadas y festejos de rejones, ya que los menores, novilladas sin picadores y festivales, se han mantenido en e incluso han aumentado por la gran labor llevada a cabo por la Escuela Taurina de Albacete y el Consorcio que la rige, ya que solo hay que mirar las localidades que han vuelto a acoger durante sus fiestas novilladas con alumnos de la Escuela Taurina, tras el buen trabajo que viene realizando el nuevo equipo de profesorado de la institución, formado por Sebastián Cortés, Sergio Martínez y Gonzalo González en el aspecto artístico y técnico, Juani Serrano en el teórico y Miguel Ángel Lázaro en la preparación física.
Este año nos encontramos con una importante bajada en cuanto a números, llegando a reducirse en un 20 por ciento aproximadamente, ya que de los 24 festejos celebrados en 2017, nos encontramos con 19 en este año 2018 celebrados en la provincia, encabezando la lista la plaza de toros de Albacete, en la que se han celebrado 11 festejos, además del festival del Cotolengo, que este año además ha tenido un carácter especial, al haber servido como homenaje al maestro desaparecido Dámaso González, contando con las figuras del escalafón y un casi lleno en los tendidos.

En cuanto a los diestros albacetenses que han intervenido en los distintos festejos mayores de 2018, como es el caso de matadores de toros, novilleros con picadores y rejoneadores, el escalafón de matadores lo ha vuelto a liderar un año más Rubén Pinar con 12 corridas toreadas, y un balance de 11 orejas. Le sigue en el escalafón el matador de Calasparra, afincado en nuestra ciudad, Filiberto, que ha terminado con 10 corridas y 22 orejas cortadas, Diego Carretero aparece en tercer lugar con tres corridas en su haber, Alicante, Albacete y Hellín, esta última en solitario, con un balance de ocho orejas. Dos corridas se celebraron en plazas de segunda y una en plaza de tercera. Sergio Serrano y Andrés Palacios figuran con un paseíllo cada uno, en la pasada feria de Albacete, con los hierros de Miura y La Quinta respectivamente, con una oreja de Serrano y sin trofeos Palacios.
No aparece ningún coletudo paisano más en el escalafón, aunque hay que mencionar a Miguel Tendero, que si bien, no ha actuado en España, lo ha hecho en Perú en 12 ocasiones, por lo que no ha estado parado.
En cuanto al escalafón de novilleros, el primer nombre albacetense que figura es el de Alberto Pozo, que ha sumado siete novilladas con siete orejas y un rabo, habiéndose sucedido una en plaza de primera, Madrid, y las otras seis en plazas de tercera categoría. Le sigue Cristian Pérez, con tres novilladas en su haber y tres orejas cortadas, mismo número de festejos que Mario Sotos, con dos orejas en su haber. Diego Carretero sumó dos novilladas antes de la alternativa en Alicante, ambas en plazas de primera categoría. Aparecen tres novilleros que han debutado con picadores durante la temporada, José Fernando Molina, que lo hizo en la Feria de Albacete, con un balance de tres orejas cortadas, Antonio Palacios, en La Roda, con dos orejas n su haber, y Adrián Villalba, que también debutó en Albacete, sin trofeos. Sergio Felipe también reapareció en Albacete, después de permanecer varios años apartado de los ruedos, firmando una gran actuación, cortando una oreja, y José Ignacio Rodríguez, también ha finalizado la temporada con una novillada y una oreja cortada.
Por último, nos queda el escalafón de rejoneadores, en el que un año más figura Juan Manuel Munera, que ha intervenido en 16 tardes, con 21 orejas y un rabo en su haber. Le sigue otro rejoneador de Villarrobledo Víctor Losa, quien ha sumado ocho festejos, con un balance de 14 orejas y un rabo.
En el capítulo de ganaderías albacetenses, Daniel Ruiz vuelve a comandar el escalafón, habiendo lidiado un total de 36 animales, repartidos en ocho festejos, con un balance de 29 orejas cortadas. Le sigue en el escalafón la ganadería de Hermanos Martínez Pedrés, que ha finalizado con un total de 30 reses lidiadas, distribuidas en cinco festejos, con un balance de 11 orejas.

(Más información en la edición impresa).

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Grupo Promecal
La Tribuna de Albacete se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol
Auditado por Logo OJD