La Tribuna de Albacete
Saltar Publicidad   Cerrar   

Publicidad

Una solemnidad muy marcada

V.M. - sábado, 5 de marzo de 2016
Francisco Monteagudo, junto a la imagen del Cristo del Consuelo, en la iglesia de la Purísima. - Foto: RUBEN SERRALLE
La Cofradía albacetense, que preside Francisco Monteagudo Cifuentes, participa en la Procesión del Silencio, en Jueves Santo, y en la del Santo Vía Crucis de Viernes Santo, con notable sobriedad y recogimiento

La Cofradía del Silencio y Santo Vía Crucis se fundaba en el año 1951,  aunque procesionó por primera vez en 1921 con la imagen anterior del Cristo Crucificado. La sobriedad y una marcada solemnidad caracterizan los desfiles procesionales en los que interviene, los días de Jueves y Viernes Santo.
Su presidente, Francisco Monteagudo Cifuentes, desvela que la actual talla titular del Cristo del Consuelo fue realizada en 1951 en el taller murciano de Antonio Garrigós y ese mismo año procesionó por primera vez.Cabe reseñar que el hijo de ese artista imaginero era por entonces el párroco de la iglesia de la Purísima, Antonio Garrigós Meseguer, y la sede social de la Cofradía se ubicó desde el principio en este templo parroquial.
La talla, de marcado dramatismo, bellas proporciones y una anatomía muy estudiada, fue restaurada el pasado año por la escultura María Dolores Barnuevo.
«Esta es una Cofradía de penitencia e intervenimos en sólo dos  procesiones de la Semana Santa, la del Silencio en Jueves Santo, en la que nos acompañan todos los cofrades, y el Vía Crucis de Viernes Santo», precisaba su presidente.«Nosotros no tenemos bandade cornetas y tambores, el carácter austero, el recogimiento y un respetuoso silencio, sólo roto por el sonido de las alcayatas de los porteadores y las cadenas de los penitentes, caracterizan nuestra participación en la Semana Santa de Albacete», añade.
Preguntado por la evolución del ciclo pasional en nuestra capital, Monteagudo considera que desde el último relevo al frente de la Junta de Cofradías «se ha intentado aportar grandes dosis de seriedad y solemnidad,  además también destaca la colaboración del Ayuntamiento y la Diputación,  no obstante a veces da un poco de pena ver que última hora queda muy poca gente en las procesiones y debemos mejorar para conseguir la ansiada Declaración de Interés Turístico Nacional, objetivo en el que se    ha volcado la actual Junta de Cofradías,      y lograr una mayor implicación de los ciudadanos».
En ese sentido, el máximo responsable de la Cofradía del Silencio y Santo Vía Crucis cree que la captación de gente joven por parte de las cofradías es otra asignatura pendiente de cara al futuro, «por ejemplo  la media de edad e la nuestra rondará 45 años y sólo contamos con 10 o 12 niños; no obstante la evolución en número de cofrades ha experimentado un notable ascenso desde su fundación, ya que entonces tenía 30 miembros a lo sumo y actualmente somos 425 cofrades censados y estamos hermanados con otras dos Cofradías del Silencio de Granada y  Salamanca, con las que estamos en contacto».
Por otro lado, respecto al itinerario de las procesiones este año, atendiendo a las directrices de la Policía Local, se ha modificado y la salida tendrá lugar por las puertas del edificio de Sindicatos.
La imagen del Cristo del Consuelo procesiona con una decoración floral compuesta por 450 docenas de claveles  rojos y unos montes de flores lilas, que simbolizan el monte Gólgota. Un total de 24 costaleros son los encargado de llevar el paso, que, junto con el trono, tiene un peso aproximado de 1.500 kilos. Asimismo, el paso de la Cofradía va acompañdo por un estandarte donado hace tres años por varios cofrades, bordado en oro sobre fondo negro y con la imagen del Cristo grabada.

Compartir en Facebook
Compartir en Google Plus
Compartir en Twitter
Grupo Promecal
La Tribuna de Albacete se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol
Auditado por Logo OJD