Niega que pusiera una denuncia falsa por violencia de género

JOSECHU GUILLAMÓN - miércoles, 9 de enero de 2019
La vista se celebró en el Juzgado de lo Penal 3 de la capital. - Foto: Rebeca Serna
La acusada y su actual compañero sentimental se enfrentan a una pena de multa y a indemnizar al perjudicado

Una mujer y su actual compañero sentimental negaron haber puesto una denuncia falsa por violencia de género contra el ex de ella, en el juicio que se celebró ayer contra ambos en el Juzgado de lo Penal 3 de Albacete capital.
La vista comenzó con la declaración de la procesada, M.P.S., que manifestó que el 22 de diciembre de 2015 acudió al colegio de Hellín en el que estudian sus hijas, para ver la función en la que participaban las mismas y que allí también se encontraba su expareja.
Cuando una de las niñas, que tiene autismo, debía subir al escenario no se atrevió, por lo que los dos progenitores se acercaron para animarla. Según la madre, su compañero sentimental y también acusado, S.M.L., dijo si no quería subir que la dejaran, momento en el que, según la acusada, su expareja le llamó sinvergüenza y comenzó a golpearle con el codo. Cuando la acusada se acercó, según su versión, su expareja le dio con el brazo en el costado, a pesar de que estaba embarazada de 38 semanas, y la desplazó.  La mujer añadió que, tras lo sucedido, su compañero sentimental se salió a llamar a la Policía y que los agentes les recomendaron que fueran al médico a que les reconocieran y luego a poner la denuncia, como así hicieron.
Al llegar a Comisaría el policía que allí estaba le dijo que en su estado podía ir a poner otro día la denuncia, por lo que finalmente la pusieron el 24 de diciembre, fecha en la que le tocaba tener a las niños a su expareja.
La acusada reconoció que además de en esta ocasión había denunciado a su expareja con anterioridad y que en ambos casos había sido absuelto. La mujer afirmó además que el acusado había aprovechado su condición de policía para su propio beneficio. «Es policía local y a la gente le da cosa denunciarlo, él aprovecha su poder de policía». Sin embargo, admitió que era policía local en Albacete y no en Hellín donde residen.
El otro procesado dio una versión similar a la de su pareja y afirmó que el exmarido de ella le golpeó con el codo, mientras tenía las manos en los bolsillos.
Por su parte, el exmarido de la acusada manifestó que la actual pareja de ella fue a provocarle y le dijo que «vaya padrazo», que no se preocupaba de sus hijas e iba al colegio a lucirse. Luego afirmó que comenzó a  gritar que no le empujara, cuando él tenía las manos en los bolsillos. Además añadió que no tuvo contacto físico ni con él, ni con su ex y dijo que estaba convencido de que lo habían denunciado porque él había pedido la custodia compartida.

MÁS INFORMACIÓN EN EDICIÓN IMPRESA

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Grupo Promecal
La Tribuna de Albacete se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol
Auditado por Logo OJD