Rafael de la Viña: «Me encuentro bastante bien»

Pedro Belmonte - jueves, 24 de enero de 2019
Imagen de archivo de Rafael de la Viña. - Foto: P. Belmonte
El diestro albacetense se recupera en su domicilio del infarto sufrido el día 10, tras recibir el alta médica

El matador de toros albacetense Rafael de la Viña, como ya informó La Tribuna de Albacete a lo largo de estas dos semanas, sufrió el 10 de enero un infarto que le ha mantenido durante 10 días ingresado en el Hospital General Universitario de Albacete, la mitad de ellos en la UCI, habiendo superado este accidente cardíaco sucediéndose una satisfactoria recuperación, siendo dado de alta el pasado martes y trasladándose hasta su domicilio donde continúa su convalecencia.

El propio torero ha conversado con este diario sobre los pormenores de lo ocurrido, así como de su satisfactoria recuperación, de la que no han quedado ninguna secuela que le impida llevar una vida normal. «Me encuentro bastante bien después de todo el tiempo que he estado hospitalizado en el hospital, donde me han tratado de maravilla, lo que ha hecho que mejore muchísimo. Han sido 10 días que a ratos se me han hecho eternos, de los que la mitad han sido en la UCI, en situación muy crítica. Lo que me ocurrió es un infarto de los que llaman muerte súbita, aunque en mi caso no se produjo, entre otras cosas porque por allí pasaba una persona que es bombero, José Antonio Cabezuelo, que me atendió inmediatamente y me realizó las maniobras de reanimación que impidieron que fuera fatal».

«Hay personas que toleran mejor o peor este tipo de reanimación -añade-, lo que ha sido determinante para mi recuperación, además de la inmediatez con que se me atendió, que no es lo normal en estos casos, además acababa de correr y eso hace que tengas los pulmones más abiertos y todas esas circunstancias han hecho que pueda estar aquí contándolo. La mayoría de casos de esta parada cardíaca, son mortales y gracias a esta persona he salido para delante, por lo que estoy esperando a recuperarme un poco más y poder quedar con él para agradecérselo personalmente».

A partir de ahora, viene un proceso de recuperación, con las pautas que los médicos le han indicado. «Tengo que volver a principios de mayo para revisión y mientras tanto me han dicho que esté tranquilo, que no conduzca, que no trabaje, que no tenga ninguna actividad que me provoque estrés, en definitiva, una vida tranquila y hay que hacerles caso porque después de lo que me ha pasado es para hacérselo. En cuanto a las causas, no han sacado ninguna a la que poder combatir directamente, porque el tabaco, que si tiene que ver, no soy muy fumador y no creo que haya sido determinante, solo te pasan y ya está».

(Más información en la edición impresa).

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Grupo Promecal
La Tribuna de Albacete se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol
Auditado por Logo OJD