La Tribuna de Albacete
Saltar Publicidad   Cerrar   

Publicidad

19 de noviembre de 2018
Motocross Freestyle

De Albacete al cielo

José Luis Royo - martes, 25 de noviembre de 2014
El piloto albacetense Maikel Melero realiza un doublegrab durante la prueba disputada en Frankfurt en la que ganó el Mundial. - Foto: Night Of the Jumps
El piloto de Cotillas, Maikel Melero, se ha proclamado campeón del Mundo de Motocross Freestyle

Nadie pensaba que cuando a los 10 años Maikel Melero se subió por primera vez a una moto en la localidad serrana de Cotillas iba a proclamarse campeón del Mundo de Motocross Freestyle 16 años después.
Nacido en Albacete el 25 de enero de 1988, Melero se convirtió en el sábado en el nuevo campeón del Mundo de una modalidad espectacular dentro del motocross, el freestyle. Fue en la Noche de los Saltos, última prueba del Mundial  que se  disputó en Frankfurt y a la que el albacetense llegaba líder por delante del francés Remi Bizouard, del que le separaban solamente cuatro puntos después de que viernes cometiera un error que fue castigado duramente por los jueces, lo que le hizo llegar a la última prueba con bastante presión.
En declaraciones a La Tribuna de Albacete, Maikel Melero reconocía que «tuve presión, Remi  Bizouard ya había ganado tres veces este campeonato por lo que tiene mucha experiencia en estas situaciones y sabía que iba a dar lo mejor de él, por eso yo aseguré mi ronda para no tener fallos consciente de que si no cometía ninguno, aún quedando detrás de él un par de puestos, yo ganaría el título».
Reconoce el albacetense que el error del viernes «no fue de los jueces, sino mío al cometer un fallo en mi último salto, y sí, tal vez fui duramente penalizado pero insisto, el fallo fue mío». Además, también asume que «probablemente fui demasiado ambicioso el primer día porque quería ganar el campeonato, pero también quería ganar la prueba y fallé. El segundo día no podía volver a cometer un fallo y fui más conservador pensando al 100% en el título y no en la prueba».
Ya con el título en el bolsillo, Maikel Melero asegura que ganar el Mundial ha sido «muy duro. A pesar de haber estado liderando el campeonato desde la primera prueba del año, ha sido complicado porque he tenido varias caídas y lesiones, algunas con operación incluida, pero aun así he podido ganar el título».

En una nube. Ser campeón del Mundo de cualquier deporte no está al alcance de cualquiera y para Maikel Melero ha sido como hacer realidad un sueño. «Es difícil describir lo que siento y eso que han pasado unas horas, pero estoy en una nube», señala el piloto manchego que con este triunfo ve recompensado «todo el esfuerzo, las horas de entrenamientos, tantos viajes..., todo ello ha dado su fruto».
Melero, una vez proclamado campeón del Mundo de Motocross Freestyle no quiere olvidarse de los que han estado a su lado durante toda su carrera. «Este título se lo dedico a toda la gente que esta a mi lado y que, en parte, me ha ayudado a ganarlo como es mi familia, mi novia, mis amigo, mis patrocinadores y también a mis fans».
Una de esas personas es su compañero Dani Torres, que fue quien le inició en el freestyle. «Me ha felicitado por ganarlo, por ser buen amigo y por ser un fuerte rival en la pista», asevera un Maikel Melero que se muestra lleno de felicidad tras alcanzar el techo en este deporte.
No por ello va a parar de trabajar y tiene claro que ahora que es campeón del Mundo no se va a relajar. «Tengo que seguir trabajando igual que hasta ahora e intentar revalidar el título del año que viene».

Una vida en moto. La relación de Maikel Melero con las motos comenzó cuando cumplió los 10 años, justo «cuando mis padres me regalaron mi primera moto por mi cumpleaños. Desde entonces no me he bajado de ellas», recuerda el piloto afincado en la aldea de La Resinera, junto al pequeño pueblo de Cotillas, donde seguramente sus paisanos le esperan para agasajarlo.
Pronto comenzó a competir en motocross y supercross, participando en algunas pruebas en Andalucía, llegando a ser tercero en el Campeonato de España de Motocross en 85 cc.
Su buena relación conDani Torres, le hizo iniciarse en el freestyle, especialidad en la que debutó en el año 2005 en una exhibición en Córdoba. Desde entonces no ha parado de tener éxitos y comenzó a ganar pruebas del Mundial, terminando cuarto en 2011 y 2013. En el 2012 fue nombrado el mejor debutante nacional e internacional de freestyle.
El domingo por la noche estuvo en la gala de la Federación Internacional de Motociclismo donde se entregaron los títulos de campeones del Mundo de todas las categorías. Allí, Melero coincidió con los hermanos Márquez, campeones de MotoGP y Moto3, además de Tito Rabat en Moto2, Toni Bou, dominador en trial, Marc Coma en raids o Laia Sainz, campeona de enduro. Ahora, Maikel Melero, de Albacete, de Cotillas, ha tocado el cielo y ya se codea con los mejores.

Compartir en Facebook
Compartir en Google Plus
Compartir en Twitter
Grupo Promecal
La Tribuna de Albacete se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol
Auditado por Logo OJD