La Tribuna de Albacete
Saltar Publicidad   Cerrar   

Publicidad

Manuel Torrecillas: «La novela, sin hablar de economía, puede ser útil»

A.D. - viernes, 20 de mayo de 2016
Manuel Torrecillas Sorio. - Foto: J.M. Esparcia
El conocido empresario albacetense presentó su libro 'Don Pasivo, Pasivito y la madre que lo...'

¿Por qué ese título?
Tendría que contar un poco mi historia. Hace 38, 40 años, fui a hacer el IESE a la Universidad de Navarra y ahí oí hablar mucho de activo y pasivo. Salí con la idea de que no estaba de acuerdo con la teoría del activo y el pasivo, porque esos nombres tendrían que haberlos cambiado. Por qué el pasivo es el maldito del balance, porque es el que debe, se lo ha dado al activo, que se lo ha gastado. El pasivo es el bueno de la película.
¿Un libro de economía?
Para nada, no es un libro de economía, sólo da un mensaje del tema económico, porque tenía que escribir sobre ese tema. Sí que  pensé en hacer los personajes de la novela con los nombres de Activo, Pasivo, que representan ese mensaje, mi teoría. Es más, podemos encontrar en esta obra dos  historias muy bonitas de amor, con algún empresario que ha metido la pata.
¿Algún apunte personal?
No es mi biografía, no aparezco para nada, aunque es inevitable que el que escribe, de su persona pase algo al libro, pero no es ni mi historia, ni mi vida, ni mi época,  la obra comienza en 1922.
¿Un personaje con una voluntad de hierro?
Exactamente. Este es un niño que queda huérfano en una aldea de la provincia, Cancamón, y en su vida triunfa, tiene mala suerte, su mujer e hijo no se comportan bien, aunque le ayuda una buena persona...
¿Es Activo o Pasivo?
Es Pasivo, el bueno, la que se llama Activa es su mujer; su hijo, Activo. Son personajes que viven una vida normalísima, lo que pasa es que ocurren acontecimientos que demuestran mi teoría.
¿Por qué prefirió volcar su experiencia en una novela?
Mi idea era hacer un libro de economía sobre mi teoría, pero me puse con los personajes y éstos me arrastraron a escribir una novela ilustrada que creo, gustará.  Sin hablar de economía, puede ser muy útil, porque los personajes muestran lo que no se debe hacer.
¿Adquieren vida propia?
Seguro, hasta el punto que alguna noche me han quitado el sueño y me decían, sigue, no me dejes parado. Escribir un libro es muy bonito y le diría a todo el mundo que lo intentara.
¿Cuánto tiempo le llevó?
Empecé a pensar en él hace más de 40 años y he ido tomando apuntes y ya, a principios del año pasado, me puse y, de verdad,  he trabajado mucho.
Contó con ilustradores.
Claro, como Agustín Peiró, gran amigo, o Lucas Mínguez, Eduardo Martínez, Diego Expósito y Ángel Pérez, que lo han hecho todo desinteresadamente y a los que les doy las gracias.
¿Nos puede dar unas pinceladas de su teoría?
En el epílogo de la novela lo digo perfectamente, es un poco largo de explicar, pero sí que el tema central de esta historia es la relación que existe entre la economía y nuestras vidas.
¿Una teoría económica que choca con la dominante?
Total, de frente y además estoy seguro que esa partida doble que hizo Pacioli, a las puertas del año 1500, con activo y pasivo, creo que no se han preocupado nada más que seguir con aquello y tendrían que revisarlo.
A las pruebas hay que remitirse, su teoría ha funcionado.
Totalmente, lo que pasa es que utilizamos nombres equivocados para activo y pasivo, pero repito, no es un libro de economía, que sería un rollo para el lector, aunque sí verán ese mensaje, se darán cuenta.
Un libro que, además tiene fines benéficos.
Todo lo que estamos haciendo, lo que recaudemos, son donaciones que estamos entregando a Cáritas. La gente podrá hacer donaciones por el libro para Cáritas, que son los que gestionan todo.
¿Habrá otra obra?
No, es definitivo. Ahí está explicada la teoría y escrita la novela y no tiene segunda parte. Don Pasivo, Pasivito y la madre que lo..., no es un libro que he escrito, es mi libro.

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Grupo Promecal
La Tribuna de Albacete se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol
Auditado por Logo OJD