Una romería muy popular

A.D
-

La Residencia de San Antón vivió una jornada festiva, con cientos de albacetense que acudieron con sus mascotas a la bendición

El obispo de Albacete, Ángel Fernández Collado, impartió la bendición a las mascotas. - Foto: Rubén Serrallé

GALERÍA

San Antón

La Residencia de San Antón celebró su popular romería en una mañana que acompañó y animó a los albacetetenses, con sus mascotas a recibir la popular bendición de San Antón, en la que el obispo de Albacete, Ángel Fernández Collado, dijo: «Bendito tu eres Señor que con tu sabiduría creaste el Universo y nos bendijiste con todas las criaturas vivientes, te agradecemos especialmente por confiarnos nuestras mascotas, nuestras amigas, unos y otras, animales que nos traen tanta felicidad y cuya presencia muchas veces nos ayuda a través de los tiempos difíciles. Bendice nuestras mascotas, nuestros animales, guardianes responsables de tu creación, para que nos podamos seguir dando alegría mutuamente».
Tras esta bendición,  se formó una larga cola de vecinos con sus mascotas, que recibieron la bendición en esta jornada tan especial para la Residencia San Antón, que comenzaba poco antes de las 11 horas, con la misa presidida por el obispo, que contó con la presencia, entre otras autoridades, del alcalde de Albacete, Vicente Casañ, así como el subdelegado del Gobierno, Miguel Juan Espinosa, que fueron recibidos por la congregación de las Hermanitas de los Ancianos Desamparados, con su nueva superiora, Sor Carmen, que comentó a La Tribuna de Albacete que «este es un día bendito para todos, para todo el pueblo de Albacete que está con nosotros para celebrar esta fiesta tan popular».
No solo vecinos con sus mascotas se acercaron a la residencia y sus alrededores, llena de puestos con los tradicionales dátiles, obleas de San Antón, dulces y churros. En este primer año para Sor Carmen decía que «vemos que pasa muchísima gente y además tenemos a disposición de todos los que se acercan por esta casa unos 6.000 panes y rosquillas, porque todos son muy recibidos». Decía la religiosa que «mi recepción ha sido muy emocionante, muy acogida por la comunidad y los residentes».
Tras la multitudinaria misa, que comenzó a las 11 horas, presidida por el obispo, Ángel Fernández Collado, comenzó la procesión de San Antón, recibido por la Banda Sinfónica Municipal de Albacete, dirigida por Miguel Vidagany, con los acordes del Himno Nacional. Formada la comitiva, con la imagen de San Antón portada por la Cofradía  de La Dolorosa, comenzó esa procesión tan especial, con cientos de vecinos y sus mascotas, fundamentalmente perros y gatos, aunque algún pájaro se vio también.
Juan Escobar, presidente de La Dolorosa, comentó que «para la cofradía es un extraordinario compromiso que tenemos desde hace ya unos años. Fue en 1999 cuando Julián Campos llegó a un compromiso con las hermanitas para procesionar a San Antón y, desde entonces, así lo hacemos y, desde luego, para la cofradía es un gran orgullo trasladar al Santo en esa procesión por los aledaños de la residencia, con tanta gente que nos acompaña; cada año viene más público y, como ves, el ambiente es extraordinario, es una procesión muy bonita».
Sin duda, una romería con mucho color, en una jornada festiva y participativa, con las calles llenas de vecinos y mascotas.
El alcalde de Albacete, Vicente Casañ, por su parte, comentó que  «es un día muy bonito para todos los albaceteños, para recordar y celebrar en honor a San Antón en una ciudad tan vinculada al mundo de la agricultura y la ganadería. Es una ciudad y provincia en la que el sector agropecuario tiene una importancia crucial, por lo tanto hoy queremos compartir el día  con las hermanas de la Residencia de San Antón, que están haciendo un gran trabajo; también queremos compartir la jornada con los más de 120 usuarios que están en estas instalaciones, que gozan del cuidado de trabajadores y hermanas».
Animó a todos los vecinos «a que vengan, celebren y asistan a esta feria tan especial, que desde hace tantos años se desarrolla».
Recordó el trabajo del Ayuntamiento de Albacete, «primero para seguir adelante en las medidas de protección de los animales y para evitar abandonos. Por otro lado, hoy es un día también para reivindicar, para que la concienciación sea una marca de ciudadanía, hemos de tener las calles limpias y en 15 días podrá ser multada la persona que no cumpla la ordenanza cívica en materia de animales».
Por su parte, el subdelegado del Gobierno, Miguel Juan Espinosa, agradeció «el trabajo que se realiza desde la Residencia de San Antón, porque la historia de Albacete va unida a San Antón y hoy es un día para reconocer este trabajo».