«Vemos bastantes ventajas a llevar la mascarilla»

A.D.
-

Aluex cerró ayer su ciclo de conferencias con la charla de María Pilar Córcoles Jiménez, diplomada en Enfermería y licenciada en Historia, que habló sobre Actuaciones para el control del Covid-19. Recomendaciones de seguridad y cuidados

Pilar Córcoles Jiménez. - Foto: Ruben Serrallé

El ciclo de conferencias Reflexiones y apuntes sobre la pandemia, que ha venido desarrollando Aluex, se cerró ayer con la charla de María Pilar Córcoles Jiménez, diplomada en Enfermería y licenciada en Historia. La especialista en Estudios Sociales de la Población, con más de 30 años de experiencia en distintos puestos relacionados con la gestión, formación e investigación, habló sobre Actuaciones para el control del Covid-19. Recomendaciones de seguridad y cuidados, una charla que se grabó en la sede de Aluex y que se puede seguir a través de sus redes sociales, así como las de Diputación. 

¿Hay todavía dudas sobre cómo cuidarse para evitar el contagio por Covid?

Aunque se ha dado muchísima difusión por los medios de comunicación a las recomendaciones, creo que hay personas que, aunque las conocen, no las siguen bien. Por ejemplo, con la mascarilla, veo que salen muchas veces, incluso en televisión, personas que no la llevan bien puesta, no se cubren bien la nariz. Hay que llevarla bien ajustada a la cara y que cubra, nariz, boca y barbilla. El lavado de manos, a veces, no se practica adecuadamente y el 5 de mayo es el Día mundial por la higiene de manos, porque hay que seguir insistiendo en adecuadamente. 

¿Qué podría decir sobre la conveniencia de uso de mascarilla al aire libre?

Si uno esta solo en un sitio, al aire libre, seguramente no es necesaria, pero si está a menos de un metro y medio de otra persona, aunque esté al aire libre, puede haber contaminación. El aire libre puede disminuir la posibilidad de transmisión, pero hay que ser muy prudentes sobre todas las recomendaciones. 

La mascarilla no solo ha servido para disminuir la transmisión, porque este año hemos visto una incidencia de gripe o bronquiolitis mínima, muy inferior a otros años. Es decir la mascarilla ha servido para controlar la transmisión de otras enfermedades infecciosas. Entonces, ¿la mascarilla llegó para quedarse?

Se van a modificar un poco nuestros hábitos, porque estamos viendo que la mascarilla bloquea la transmisión de otras enfermedades infecciosas. Ahora vemos bastantes ventajas a llevar mascarilla. Habrá que ponerlo en contexto, según los momentos pero seguramente es una medida  que tendríamos que considerar.  

¿Algún inconveniente?

Los estudios que se han hecho no han mostrado inconvenientes serios. Los sanitarios, por ejemplo, llevamos mascarilla jornadas enteras.  

¿Qué nos recomendaría?

Pues hay que ser muy prudente. Creo que hay que seguir las recomendaciones que nos dan desde el Ministerio y la Consejería  de Sanidad. Vuelvo a insistir, utilizar la mascarilla bien, realizar lavado de manos con frecuencia, mantener las distancias y, en la medida de lo posible estar en sitios bien ventilados o al aire libre, manteniendo grupos de convivencia estables. Cuando aumentan los números de contactos sociales, lo hacen también  las probabilidades de encontrar a alguien que esté  contagiado.

Ustedes que ven cómo van las campañas de vacunación, ¿en un plazo de tiempo medio se podrá recuperar la normalidad?

Yo creo que sí, la campaña está acelerando y tengo que decir que Enfermería está dando todo para administrar vacunas, se está dejando la piel en esa vacunación, que es nuestra mayor esperanza. Se ve que donde se ha realizado más, están limitándose los contagios, disminuyendo radicalmente los fallecimientos y  son muy buenas noticias. 

¿Podría convertirse en una enfermedad controlada?

Habrá que esperar a los estudios, pero en principio, lo que se espera es que se convierta en algo como la gripe que, con campañas de vacunación se consiga ir evitando bastante la transmisión y sobre todo, disminuir la mortalidad. 

La vacuna es aconsejable...

Ahí tengo que seguir las recomendaciones del Consejo General de Enfermería. La vacuna te protege y también a los que te rodean, aunque no garantiza que no vayas a tener la enfermedad, sí que la vas a pasar más levemente.