scorecardresearch

La afición se ilusiona con Molina

Pedro Belmonte
-

Otra vez fuimos felices con un novillero que en apenas tres días puede volver a reverdecer viejas ilusiones, con el máximo respeto a los que están en activo

Aficionados y familiares de molina, en los tendidos. - Foto: R.S.

GALERÍA

5ª de abono

Lo que no me gustó ayer fue el escaso público que pobló los tendidos de nuestra bonita plaza de toros, una terna que venía con la vitola de ser tres novilleros que han descerrajado la puerta grande de Las Ventas, entre ellos un albacetense que ha dejado en Madrid la impronta de un torero capaz. No es de buen profesional las emociones sobre algo de lo que luego debes dar crónica, pero quiero que me permitan esta falta de profesionalidad, cuando de valorar una actuación de este tipo nos ocupa.

Ayer, la plaza se rindió a un torero que lo dio todo y que además, sigue confiando en la ayuda de su madre, fallecida hace unos meses, que sin duda, le está echando una mano en la inspiración para que se convierta en una figura del toreo. Su madre, debe estar muy orgullosa de José Fernando, un chaval que se entrega, que torea de verdad, y que quiere poner su toreo y el de todo Albacete en lo más alto del escalafón. No sabemos si lo conseguirá, pero si hay que decir que las formas y el sentimiento, lo llevan por el camino adecuado.

Ayer dejó el ambiente para que el día 15 no quepa un comino en la plaza, con toros de Daniel Ruiz, que aunque siempre se les ha dado bien la plaza de su tierra, la temporada no puede ser de mayor nivel, por lo que el que suscribe apuesta 100 a 1 a que el 15, la madre de José Fernando y la selección de los danieles, proclamarán la grandeza del toreo albacetense.

Ayer, todo funcionó y debo dar mi más sensata enhorabuena a ese buen ganadero, y mejor persona que es Agustín Montes, por esmerarse en mandar a Albacete esa novillada tan importante.