scorecardresearch

Símbolo de la normalidad

Antonio Díaz
-

El Museo Municipal de la capital, que recupera todos sus espacios expositivos después del traslado del Registro, acogió la inauguración de la muestra 'Un año en imágenes', de 'La Tribuna de Albacete', con 120 fotografías

Un momento de la inauguración de la exposición 'Un año en imágenes'. - Foto: José Miguel Esparcia

El Museo Municipal de Albacete acogió ayer la inauguración de la exposición Un año en imágenes, de La Tribuna de Albacete, con 120 fotografías seleccionadas por los tres redactores gráficos del periódico, Arturo Pérez, Rubén Serrallé y José Miguel Esparcia. Un acto que contó con la presencia de autoridades nacionales, regionales, provinciales y locales, así como patrocinadores y público que compartieron con la familia del diario esta cita ya tradicional. 

Es la octava edición de esta exposición, patrocinada por El Corte Inglés, Fundación Globalcaja y Junta de Comunidades, una de las propuestas más visitadas del Museo Municipal, con el repaso de un año a través de la visión de los tres redactores gráficos, que se fijaron en todos los ámbitos, del retrato a la política, sin olvidar sanidad, deporte, arte, cultura, toros o la borrasca Filomena, una miscelánea que retrata el acontecer diario de  2021, también marcado por la pandemia y la crisis sanitaria.

El director del diario, Francisco Javier Martínez, tras agradecer a todos su presencia, valoró «el trabajo de los tres redactores gráficos, los ojos de la redacción» y destacó «que esta exposición es para nosotros un símbolo todos los años y esta es la que corresponde a 2021, que tendría que haberse hecho en diciembre, como era tradicional desde 2014, pero por la sexta oleada de la pandemia tuvimos que posponerla. Es un símbolo de la vuelta a la normalidad, porque es la primera exposición que acoge de nuevo esta sala de muestras, tras ser ocupara por el Registro y volvemos así a la normalidad». Destacó igualmente que es un símbolo del periódico «porque tenemos dos grandes hitos sociales  en el año, uno es esta exposición y el Pisto de Feria que, si Dios quiere, anticipo, haremos, será otro símbolo de la vuelta a la normalidad».

El vicealdalde y concejal de Cultura, Vicente Casañ, subrayó que «por fin estamos en la planta baja del Museo Municipal que durante varios meses ha tenido que alojar el Registro, por una razón, la salud de los ciudadanos y la salud de los trabajadores, por la pandemia que nos obligó a tomar decisiones difíciles y a veces incomprendidas».

Destacó que «el museo no estuvo cerrado y «han pasado 21.875 personas para ver exposiciones. Hasta el día de hoy se dijo de todo, incluso comprometí mi dimisión al año de estancia del Registro donde hoy estamos. Me equivoqué, hubo retrasos, incluso hubo quien aseguró que el Registro no saldría de la planta baja del Museo Municipal,  pero hoy volvemos, aquí estamos,  con esta exposición, con fotografías de grandes profesionales».

Cerró el turno de intervenciones el alcalde de Albacete, Emilio Sáez,  con un mensaje de «agradecimiento a la familia de La Tribuna por ser fieles a esta cita desde 2014,  recordando momentos históricos y, sobre todo, para valorar la profesionalidad de los tres fotógrafos».

Aunque la era digital ha llegado, dijo Emilio Sáez, «el periódico en papel lo necesitamos, creemos que  es una seña de identidad de nuestra ciudad y, por tanto, agradecemos el esfuerzo por esa oportunidad de leer el periódico de nuestra ciudad mientras tomamos nuestro café matinal y es muy conveniente que sigamos apoyando, comprendo nuestro periódico, haciendo que siga siendo una referencia».

Destacó que, «lo que se visualiza en estas 120 imágenes, además de una profesionalidad clara, son esos momentos que cada uno ha vivido con intensidad».

Indicó Emilio Sáez «las razones de necesidad cuando tomamos la decisión de cerrar este espacio desde el punto de vista cultural, porque no había ningún sitio en Albacete que reuniera las condiciones mínimas para el Registro y ahora volvemos a la normalidad con el deseo que esta siga siendo la casa expositiva de la cultura, y así tiene que continuar. Ahora toca  disfrutar de este trabajo que merece todo nuestro reconocimiento, la imagen clara de un año complejo».

La muestra, que se podrá visitar hasta el 1 de mayo, refleja un año muy importante para la provincia y muestra la evolución desde el punto de vista de la fotografía, que cobra protagonismo desde las páginas del diario a las paredes del museo, con la que La Tribuna de Albacete, desde ese espacio de la Plaza del Altozano, abre las puertas a la sociedad para devolverle, desde el punto de vista gráfico, todo lo que aporta día a día al periódico. Una muestra con carácter divulgativo donde caben buena parte de sus protagonistas, mujeres y hombres que se convirtieron en noticia en las paginas del diario y que se puede visitar de martes a domingo.  

Los protagonistas.

Los tres redactores gráficos de La Tribuna de Albacete explican el día a día desde esta colección con 120 imágenes, aunque Arturo Pérez resaltó que «es un año más de sentimientos y agradecimiento a las personas que en esas imágenes aparecen; gente de todos los ámbitos de la sociedad y que a pequeña escala nos representan a todos. Un año más en el trabajo de un colectivo de profesionales que con mucho esfuerzo e ilusión, aunque a veces flaquean las fuerzas, hacen posible que la vida social, cultural, deportiva y política vean la luz a diario». Por su parte, Rubén Serrallé, que se encargó del saludo a los asistentes,  destacó que vemos las imágenes de «un año marcado por dos acontecimientos, Filomena, que paralizó el país, y la vacunación masiva contra el Covid. Poco a poco se ha ido recuperando la normalidad de acontecimientos y eventos. Espero que en los próximos meses recuperemos el cien por cien y todo vuelva como antes de la pandemia. Además, disfrutamos mucho del Depósito de Agua, inaugurado en junio, la luz del edificio y la vistas, lo hacen único».

José Miguel Esparcia, de otro lado, confirmó que «la muestra refleja cómo volvemos a la normalidad tras lo más duro de la pandemia, aunque tendremos que acostumbrarnos a ciertas limitaciones y a convivir con ella, como se puede ver».