La Calle festejará 30 años con un concierto

A. Díaz
-

La cita con el grupo albacetense, que grabó su primer disco en 1991, será el día 21 de diciembre, en la sala Clandestino

La Calle eran Javier Campos, Jesús García, Gelu Galván y Raúl Galván.

La Calle celebrará su concierto 30 aniversario el día 21 de diciembre en la sala Clandestino de la capital. Un reencuentro, destacó Raúl Galván,  exclusivo en Albacete, donde nació La Calle 30 años. Recordó el músico que se unieron en 1990 y ya en 1991 grabaron y publicaron su primer disco y la cita será, decía «el  21 de diciembre, en la sala Clandestino, a eso de las 20,30 horas, horario ya de cuarentón, porque es verdad que, desde hace mucho tiempo teníamos ganas de juntarnos, lo que pasa es que la cosa es bastante difícil porque cada uno estamos en una parte de España y con mar de por medio, Mallorca, Canarias. Nos vemos una vez cada dos, tres años».
Reconoció Raúl Galván que, «cuando vuelvo a Albacete me junto con amigos que se acuerdan de La Calle y un concierto lo veía como algo remoto, pero este año, coincidiendo con ese 30 aniversario, llamé a los chicos y les propuse hacerlo y tocar ese disco mítico de 1991 y surgió así».
La Calle eran cuatro jóvenes de Albacete, Javier Campos, guitarra;  Jesús García, batería; Gelu Galván, bajo; y Raúl Galván, guitarra y voz, que «estudiábamos quinto de EGB, ocurrió que mi padre tenía un grupo, Los Espaciales, que celebraron su 20 aniversario con un concierto. Nosotros, cuando vimos a mi padre con una guitarra, de repente apareció en nuestras vidas esa faceta, entonces tenía yo 10 años. Nos llamó tanto la atención a mi hermano y a mí que nos volvimos locos, pedimos a mi padre que nos enseñara a tocar la guitarra para formar un grupo y, a partir de ese momento, empezó toco. Propuse la idea de hacer un grupo, como un juego, pero con el objetivo de hacer mis canciones. Aprendimos muy rápido, nos pusimos a componer y vino todo rodado».
Recordó el músico que «a los dos años de estar tocando, nos vio Warner, en Albacete, gente de DRO, en un concurso de San Juan, y nos ficharon. Como La Calle hicimos primero unas maquetas con Franky Franky y mezclamos con Custodio Martínez, y las mandamos a la compañía. En 1991, aprovechando las vacaciones, fuimos a Madrid a grabar nuestro primer y único disco, Mucho camino por andar, seguido de gira de conciertos a nivel nacional, crecimos y maduramos, porque cuando firmé el contrato yo tenía 13 años, firmaron mis padres».

(Más información en edición impresa)