scorecardresearch

Las lluvias sobre Almansa llenan la Laguna del Saladar

E.F
-

Una colonia de un centenar de flamencos se establece en la masa de agua que se encuentra al este de la localidad, no muy lejos del casco urbano principal

Flamencos en la Laguna de El Saladar. - Foto: L.B.

Las nieves y lluvias caídas en Almansa durante la última semana de marzo y la primera de abril trajeron numerosos inconvenientes a los habitantes de la zona, pero también una agradable sorpresa relacionada con el medio ambiente.

La Laguna del Saladar, un humedal situado al este del casco urbano, no muy lejos de la carretera nacional y de la autovía, presenta un estado esplendoroso, con una notable lámina de agua y lo que es más importante, llena de vida.

La estampa más notable es la presencia de una colonia de cerca de un centenar de flamencos, que han establecido su residencia provisional en la zona, lo que ha llamado la atención de los vecinos de Almansa.

La Laguna del Saladar es un humedal de tipo endorreico, que no desagua a un río principal que, a su vez, conduce al mar. Depende de la pluviometría y de las aportaciones de varias ramblas, por lo que el volumen de agua que almacena sufre grandes vaivenes y oscila entre  secarse o tener su aspecto actual.

Durante las épocas que está llena, no solo hay flamencos, sino numerosas aves acuáticas, similares a otras lagunas endorreicas, como las del Complejo de Pétrola o de Corral Rubio, como fochas, ánades, cigüeñuelas o avocetas.

(Más información en la edición impresa o en la APP https://latribunadealbacete.promecal.es)