scorecardresearch

El Baskonia se despide con una exhibición

Agencias
-

El conjunto vasco se marcha de la competición con un triunfo muy trabajado frente al Zalgiris Kaunas (96-79) que no le sirve para llegar a los puestos de 'playoff' en este esprint final

El Baskonia se despide con una exhibición

Bitci Baskonia se despidió de la temporada de la Euroliga este viernes con un buen sabor de boca, tras superar al Zalgiris Kaunas por un cómodo, 96-79, en un duelo con poca historia que comenzó a decantarse para los azulgranas gracias a un contundente primer asalto.

A pesar del triunfo, los vascos no podrán pasar al "playoff" después del triunfo del Bayern Munich ante el Estrella Roja. El 35-15 de los primeros minutos dejó cuesta abajo el partido para el cuadro local, que se dio un festín anotador con siete jugadores con diez o más puntos.

El Baskonia se despide con una exhibición
El Baskonia se despide con una exhibición

El cuadro vitoriano sumó 128 créditos de valoración en total con cuatro jugadores que superaron los veinte créditos, entre los que destacaron Rokas Giedraitis, con 17 puntos y cuatro triples sin fallo; Matt Costello, o Tadas Sedekerskis, que a pesar de jugar con el encuentro decidido, completó una estadística con 11 puntos, 8 rebotes y 6 asistencias.

Fueron varios los jugadores que destacaron ante un Zalgiris que no pudo competir y que tuvo en Lukas Lekavicius a su mejor hombre con 20 puntos.

Los locales entraron mucho mejor en el partido y el movimiento de balón les colocó con un 13-2 a favor en los primeros cinco minutos. Jure Zdovc decidió cambiar la dirección de juego con la entrada de Lukas Lekavicius, pero el líder lituano no logró cambiar la puesta en escena de su equipo.

La velocidad y la mayor intensidad baskonista dejó sin respuesta al cuadro báltico que no logró reaccionar al vendaval vitoriano que puso un abultado 35-15 en el marcador tras lo primeros 10 minutos.

El segundo asaltó no varió mucho el guión. El Zalgiris, sin antídoto para frenar a los azulgranas, sufría en defensa cada vez que un jugador baskonista se decidía a atacar el aro.

El banquillo de Neven Spahija mantuvo el nivel del quinteto titular y amplió incluso la renta por encima de los 20 puntos. Steven Enoch hizo estragos en la zona y Simone Fontecchio anotaba con grandes porcentajes, y es que la defensa lituana brillaba por su ausencia y era muy permisiva ante un Baskonia que mantuvo el colmillo muy afilado.

Lukas Lekavicius lo intentaba y Joffrey Lauvergne remataba varias acciones de un Zalgiris timorato y errático que se apoyó en el base lituano y el interior francés para intentar reaccionar antes del descanso y frenar el espectáculo local. Los bálticos lo lograron y consiguieron bajar la diferencia hasta el 57-40, tras un parcial de 3-16 en los tres minutos finales del segundo periodo.

El Baskonia recuperó el pulso tras el paso por vestuarios con un gran Matt Costello, que con once puntos lideró la salida de su equipo en el tercer acto para impedir la reacción de un mejorado Zalgiris, que frenó por momentos la producción ofensiva local, pero no pudo resolver sus opciones.

Neven Spahija volvió a probar con Vanja Marinkovic en el puesto de base, ante la ausencia por lesión de Wade Baldwin y el serbio estuvo a la altura, en parte, gracias al viento que soplaba a favor de un Baskonia que entraba en el último cuarto con el partido decidido, 77-50.

El último periodo fue un trámite. El técnico baskonista aprovechó a dar minutos a los menos habituales y el Zalgiris aprovechó para maquillar un resultado, que a pesar de todo fue abultado, 96-79.