El simbolismo de la Capilla de la Virgen de Loreto

V.M.
-

El historiador e investigador albacetense Alonso Villar pidió a las comisiones de la Cámara Baja y del Senado reconocer que se trata de un monumento conmemorativo de la Guerra de Sidi Ifni

Detalle de la pintura que refleja el bombardeo de Sidi Ifni. - Foto: R. Serrallé

El presidente de la Comisión de Defensa del Congreso de los Diputados, José Antonio Bermúdez de Castro, aceptó trasladar a la mesa y los portavoces de los grupos parlamentarios la petición formulada por el historiador albacetense Alonso Villar García de que las Cortes Generales reconozcan oficialmente a la Capilla de la Virgen de Loreto, situada en la Catedral de San Juan Bautista, como monumento conmemorativo de la Guerra de Sidi Ifni (1957-58), basándose en la Ley de Carrera Militar 30/2007, cuya disposición novena establece el reconocimiento de los participantes en las expediciones militares de mediados del siglo XX.
Alonso Villar, que llevó a cabo esa gestión a través de las comisiones de peticiones del Congreso y del Senado,  realizó en los últimos tres años un profundo estudio histórico-artístico sobre la Interpretación de la alegoría y simbolismo de Capilla de Nuestra Señora la Virgen de Loreto en la Catedral de San Juan Bautista  en el que plantea una simbología que hace alusión a la conmemoración de la victoria sobre las tropas marroquíes en ese conflicto armado donde intervino la Aviación española de forma decisiva.
El investigador, que realizó el Grado de Geografía e Historia en la UNED y desarrollará un Máster de Investigación y Arqueología Avanzada, está además vinculado desde hace casi tres décadas al Ejército del Aire -actualmente como personal laboral de Maestranza Aérea- y tiene previsto publicar este trabajo en forma de libro, «ya sea a través del Ministerio de Defensa o quizás a través del Instituto de Estudios Albacetenses», puntualiza.
construida en 1860.  La Capilla de la Virgen de Loreto fue la última de las construidas en la Catedral de Albacete, allá por junio de 1960 y se levanta sobre la antigua Capilla de la Santa Cruz.  Fue una obra de Arturo Mongell, que también realizó la vidriera modernista que la preside, mientras los lienzos alegóricos se deben al pintor valenciano Miguel Vaquer. Villar advierte que «más que el valor artístico, es especialmente interesante el fuerte simbolismo de la vidriera y las pinturas. «El motivo central de la primera es la Virgen de Loreto con el Niño Jesús y sus pies aparece la Base Aérea de Los Llanos, reconstruida a mediados de los años 50, y más abajo el escudo del Ejército del Aire entre 1939 y 1975, similar al emblema diseñado por la reina Victoria Eugenia, esposa de Alfonso XIII, lo que aludiría a la participación de unidades de combate de la Base de Los Llanos a un conflicto», detalla.

(Más información en la edición impresa).