Se busca casa rural aislada y con piscina

Ana Martínez
-

Las familias albacetenses se han animado este año a conocer las excelencias de su propia provincia

Imagen de un establecimiento rural. - Foto: Alberto Rodrigo

El turismo rural está en auge. Conforme pasan los años, el Instituto Nacional de Estadística va mejorando los datos de ocupación y pernoctaciones. Por ello no es de extrañar que cada vez sean más los negocios vinculados con este tipo de turismo, que encuentra en la naturaleza, en el patrimonio, en la historia y en las actividades multiaventura su caldo de cultivo.
Los últimos datos publicados en relación al turismo rural en la provincia de Albacete cifran en 667 los establecimientos rurales que ofertan algo más de 4.400 plazas.
Según publica el portal Turismo de Castilla-La Mancha, promovido por la Junta de Comunidades, el mayor número de establecimientos se registran como casas rurales, hasta 435 en toda la provincia, siendo Yeste la localidad con mayor número de ellas, 78 en concreto, seguida por Alcalá del Júcar, Letur, Riópar, Alcaraz y Nerpio, sin olvidar también la importante oferta de casas rurales de Ossa de Montiel, municipio del que dependen gran parte de las Lagunas de Ruidera.
Al margen de las casas rurales, la provincia también cuenta con cuatro balnearios, ocho camping, 68 hostales y 19 apartamentos turísticos, oferta a la que se suman cinco hoteles con SPA, 53 hoteles y un Parador Nacional, el de la capital.
Las medidas de protección y seguridad implantadas en las playas españolas, con parcelas delimitadas y uso de mascarillas, ha echado para atrás la costumbre de muchos veraneantes de acudir a la costa y se han inclinado, muchos de ellos, por alquilar casas rurales y vivir la experiencia que le ofrece el entorno rural y natural de esta provincia.
Un hotel, apartamentos, casas rurales y actividades multiaventura. Más de 300 plazas para pernoctar. Esta es la oferta del Grupo Los Olivos de Alcalá del Júcar, el único complejo que este verano tiene abierta la piscina, con las medidas Covid que han sido necesarias. 
Ginés Torres es el director de uno de los mayores complejos de turismo rural de la provincia de Albacete. Asegura que desde que se permitió la movilidad interprovincial han tenido prácticamente todos los días lleno, entre el 90 y el cien por cien de su capacidad, en toda su oferta.
Los Olivos han despedido un mes de julio «un poco mejor» que el de 2019 y prevén que agosto será muy similar al del año pasado al tratarse de una empresa especializada en turismo rural muy conocida por los veraneantes del Levante. 
No obstante, al igual que ha ocurrido en la zona de la Sierra del Segura, Ginés Torres dice que este año se han reservado estancias más cortas, pasando de las cuatro a las seis noches que se contrataban antes del Covid a una media de tres noches que se cierra ahora. De igual manera, «estamos gestionando muchas cancelaciones, pero conforme se cancela se vuelve a ocupar, sobre todo con reservas de última hora», afirma.

MÁS INFORMACIÓN EN EDICIÓN IMPRESA