"Teníamos muchas ganas de volver a lo de antes"

A. DÍAZ
-

Javier Lorenzo Candel acaba de publicar 'Podemos estar tranquilos, ensayos y asedios', recopilación de artículos de crítica literaria

"Teníamos muchas ganas de volver a lo de antes" - Foto: José Miguel Esparcia

Javier Lorenzo Candel acaba de publicar Podemos estar tranquilos, ensayos y asedios. El autor comentó a La Tribuna de Albacete las singularidades de esta recopilación de artículos de crítica literaria.
¿Podemos estar tranquilos?
No. El título se plantea como una ironía en el que la literatura tiene mucho que ver. Lo que intento con Podemos estar tranquilos es recopilar   una serie de artículos publicados en infoLibre, Cuadernos Hispanoamericanos o La Estafeta del Viento, revistas en las que he colaborado, a los que no teníamos ya acceso.
¿Crítica literaria?
El libro es un híbrido entre la crítica literaria y el pensamiento político. Sobre la crítica literaria y la política pivotan los artículos de Podemos estar tranquilos.
Desde mi punto de vista, la crítica literaria tiene que trascender al libro que se critica, un libro tiene espacios  que es necesario visitar. A lo mejor son caminos que no están previstos en una lectura inicial, pero que te llevan por derroteros en los puedes trazar tu visión de conjunto de la sociedad con una lectura del libro al que estás haciendo la reseña. Todos mis artículos, prácticamente, se sostienen en una estructura de pensamiento que es mi estructura de vida, no es otra cosa, y que van dando pinceladas a las lecturas que constituyen la critica literaria, que forma parte de mi vida.  
¿Qué tipo de obras le gustan para esa crítica?
En este caso yo he tenido siempre la suerte de elegir los libros a los que hago reseña. Fundamentalmente, intenté alejarme de la crítica al mundo de la poesía e incidir en otros argumentos, libros de ensayo, libros de pensamiento. Se abre un poco más la visión de conjunto de la sociedad, por lo tanto, te permite  posarte sobre el autor del libro y hacer tu propia reflexión. Como es crítica sociopolítica también evidencia la necesidad de acudir a obras que tienen que ver con esa sensibilidad.

Más información en edición impresa