scorecardresearch

Los vecinos de la Zona ya no pueden soportar más las molestias

N.G.
-

Varios residentes de las calles Concepción, Caldereros y Marzo intervinieron antes de la sesión plenaria para poner de manifiesto los problemas a los que se enfrentan, sobre todo, los fines de semana

Imagen de la calle Concepción durante un fin de semana.

Varios vecinos de la Zona de ocio de Albacete intervinieron antes del inicio del Pleno correspondiente al mes de junio para poner de manifiesto los problemas con los que se encuentran a diario, principalmente durante los fines de semana, para poder acceder a sus viviendas y descansar en ellas. Prudencia López, que vive en la calle Concepción, afirmó que es una "pesadilla e infierno" vivir ahí, y dijo que el alcalde les prometió que diversificaría la Zona, pero no se ha hecho nada. "Jamás se nos consultó a los vecinos si queríamos la Zona en nuestras calles, ustedes nos la han impuesto", criticó, al tiempo que invitó a los políticos a pasar una tarde-noche de viernes o sábado en su casa para que "vean la pesadilla en la que vivimos, sobre todo, desde que Albacete es el centro de las despedidas". Además, propuso que "las próximas licencias de apertura de pubs sean en sus calles para que nos entiendan mejor".

Mercedes Rosa, que reside en la calle Caldereros, también expuso los problemas con los que se encuentra a diario y calificó su calle como "una cloaca de jueves a domingo". Lamentó que existen hosteleros sin escrúpulos que cuentan con el beneplácito de las autoridades y que incumplen a la hora de instalar sus terrazas, en el horario de cierre, en la sincronización de las puertas y superando los decibelios permitidos en el interior de los locales, siendo el ruido en la zona "insoportable".

Por su parte, José Rodríguez, que tiene su casa en la calle Marzo, declaró que todos los vecinos del edificio ubicado en el número cinco "llevamos 25 años sin dormir porque tenemos una discoteca en el bajo hasta las seis de la mañana". Indicó que tiene música en su patio todas las noches y vibraciones en las habitaciones, incluso, con grietas. Reseñó que hay 15 artículos de la ordenanza reguladora de los espacios públicos que no se cumplen y otros 10 de la ordenanza municipal de medio ambiente que tampoco. Además, reseñó, "la Constitución indica que todos los ciudadanos tenemos derecho al descanso, pero yo debo ser extraterrestre porque nadie me lo considera".

El abogado Andrés López, conocido por su lucha contra el ruido, también intervino en el salón de Plenos, señalando que "no admitiremos jamás que se diga que los intereses económicos del negocio del vicio están igualados a los derechos de los vecinos". Especificó varias medidas para que Albacete mejore, tales como que contesten en 10 días a un vecino que solicite un escrito, que no se permitan anuncios y escaparates de alcohol en las calles, que no haya ninguna terraza a menos de 1,80 metros de la fachada sin consentimiento de los vecinos, que se cumpla con la sincronización de las puertas en los establecimientos hosteleros, que la unidad de la patrulla verde de medición del ruido tenga horario de tarde-noche y no solo de mañana y que se adapte la ordenanza de terrazas a la orden ministerial 851/2021, de 23 de julio, por la que se desarrolla el documento técnico de condiciones básicas de accesibilidad y no discriminación para el acceso y la utilización de los espacios públicos urbanizados.

Ante estas intervenciones, el alcalde de la ciudad, Emilio Sáez, afirmó que no es un tema fácil, como demuestra que lleva muchos años sin resolverse. Avanzó que "estamos analizando todas las ordenanzas, tanto la zonal como la de terrazas y la de accesibilidad, para estudiar en profundidad los artículos que se pueden incumplir, si es que, como dicen ustedes, se están incumpliendo". "El Ayuntamiento, cuando regula una ordenanza, es el primer garante de que se cumpla, no tiene sentido regular una norma y que no la hagamos cumplir", subrayó.