scorecardresearch
Paco Mora

Paco Mora


El silencio estentóreo

29/05/2021

Vi y escuché la entrevista que le hizo Pablo Motos al líder del PSOE de la transición, en El Hormiguero, de Antena 3 la noche del pasado miércoles día 26. Quienes esperaban que Felipe González echara la casa por la ventana y sacara el látigo para esgrimirlo contra Pedro Sánchez, que está muy claro que no es santo de la devoción del exlíder carismático socialista, perdieron el tiempo lamentablemente. Felipe continúa valiendo más por lo que calla que por lo que dice. Eso sí, se notaba ostensiblemente que no está eufórico con la deriva que le ha dado el «guapetón» de la casa al partido de izquierdas más importante del paso del franquismo a la democracia. Pero hay que conocer bien al personaje para entenderlo. 
Uno, que almorzó varias veces con Felipe cuando era inquilino de La Moncloa -alguna de ellas a solas- y hasta le aguantó las lecciones sobre el cultivo de los bonsáis de su jardín, sabe su escasa tendencia a echar al carro por el pedregal, ni cargado de razones, no esperaba otra cosa. Pero a fuerza de conocerlo, tampoco se me escapó que en su fuero interno está que brama ante la errática política que hace Sánchez con el partido que, ya desde el exilio y luego a pie de obra, fue uno de los mayores artífices de que España volviera a los cauces democráticos tras la desaparición del dictador.
Lo cierto es que el PSOE de Felipe y el de Sánchez se parecen como un huevo a una castaña. Y eso, incluso prescindiendo de la diferencia de liderazgo entre ambos, que tampoco es moco de pavo. Habrá que oír qué dice Felipe cuando Sánchez continúe en La Moncloa a cambio de la libertad de los independentistas que pusieron Cataluña patas arriba. E incluso cuando el «valiente» Puigdemont se pasee por la Diagonal de Barcelona entre vítores…