scorecardresearch
Javier D. Bazaga

NOTAS AL PIE

Javier D. Bazaga


El diálogo por la vía autonómica

27/05/2022

El origen de la palabra diálogo es curioso. Procede del griego y está formada por la palabra logos, que significa palabra o conocimiento en una versión más desarrollada del término, y el prefijo dia, que, aunque se piensa en ocasiones que significa dos, en realidad significa «a través de». Así, si nos ponemos estupendos, podríamos decir que el diálogo es la vía para adquirir conocimiento a través de la palabra. Y sí, si algo tiene el diálogo, ya sea entre dos o más personas, y no sea «entre besugos», es la virtud de compartir conocimientos, evolucionar las posturas y, sobre todo, salir del bloqueo.
Esta semana se ha producido un fenómeno igual de curioso en la política española. El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, se mostró convencido en un acto de que PP y PSOE a nivel nacional se podrían poner de acuerdo en muchos de los asuntos que conciernen a la mayor parte de los habitantes de este país. Citaba algunos como la financiación autonómica, ya que ambos partidos gobiernan o han gobernado la mayor parte de este país, por lo que conocen las principales necesidades de la mayor parte de la población. También con la compra de medicamentos, que se 'come' buena parte del gasto sanitario y podría tener mayor control. En el caso de las lenguas existentes en España, un «pacto por las lenguas» para que el idioma «no sea un arma arrojadiza». E incluso un acuerdo para revisar el sistema judicial «ampliamente» en España.
No se quedó ahí Page, quien mandó un mensaje claro al PSOE al asegurar que su partido estará cometiendo un error si decide tratar a Feijóo del mismo modo que trató a su antecesor, Pablo Casado, porque uno es la consecuencia del otro.
La curiosidad no está tanto en que Page le de un 'toque' a su partido a nivel nacional –que lo hace de vez en cuando–, sino que esta vez obtuvo respuesta por parte de Alberto Núñez Feijóo, quien respondió al dirigente castellano-manchego con un capote de los de apuntar. El líder nacional del PP aseguró en su visita a Villarrobledo, en Albacete, que sí es posible llegar a acuerdos con el PSOE a nivel nacional, pero no así con su líder, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, quien «prefiere no llegar a acuerdos con el PP y sí con el independentismo vasco y catalán». Y en esta línea se lanzó a considerar que «sería bueno» que García-Page influyera «un poco más» en su partido. «Eso sería bueno para el PSOE y para España, pero el partido de Sánchez gana con diferencia al PSOE». Un acercamiento por la vía autonómica, ya que ambos han llegado a acuerdos en otras ocasiones siendo Feijóo presidente de Galicia.
Y en estas estamos, con dos dirigentes políticos de partidos rivales pero no opuestos en los intereses que nos conciernen a todos, manifestando una clara apuesta por el diálogo. Un paso de gigante hacia un acercamiento político, meditado y reposado, que deja ahora la necesidad de una respuesta en el principal interpelado, Pedro Sánchez. Esperemos que no rehúse utilizar todo el significado que atesora desde hace siglos la palabra diálogo.