scorecardresearch

Muestra de la riqueza micológica de la región

A.D.
-

El vestíbulo de la Casa de Cultura José Saramago acoge, hasta jueves, 'No todas son iguales', con una selección de setas frescas, agrupadas en vitrinas y etiquetadas por su valor

Visitantes en la exposición. - Foto: José Miguel Esparcia

La vigésimo quinta Semana Micológica de Albacete, que organiza la Universidad Popular, la Sociedad Micológica y el Jardín Botánico de Castilla-La Mancha, se abrió ayer con la inauguración de la tradicional exposición No todas son iguales, una conferencia  a cargo de la bióloga María José Garzón Massía, así como la presentación del póster Micobiota seclecta albacetense y la entrega de premios del concurso de fotografía micológica.

Esta exposición, que inauguró el vicealcalde y concejal de Cultural, Vicente Casañ, acompañado por la directora de la UP, María José Jiménez; el profesor del Aula de Naturaleza, José Fajardo;y el director del Jardín Botánico, Pablo Ferrandis, entre otros, permanecerá en el vestíbulo de la Casa de Cultura José Saramago hasta el día 11.

María José Jiménez se encargó de dar la bienvenida al público, muy numeroso, que estuvo presente en este acto y destacó el gran trabajo del Aula de Naturaleza.

Por su parte, Vicente Casañ, dio las gracias a todos los que han hecho posible estas jornadas, «de referencia y que gozan de una extraordinaria salud, solo tenemos que ver la gran afluencia en esta inauguración».

Valoró los interesantes eventos que conforman esta semana micológica, que se renueva, avanza e innova,  dijo, con la incorporación este año del Jardín Botánico de Castilla-La Mancha de Albacete. 

  La exposición, explicó el profesor José Fajardo, recoge una muestra de la riqueza micológica de Castilla-La Mancha, con una buena colección de setas frescas, agrupadas en vitrinas, que se pueden estudiar según su parentesco y aparecen perfectamente etiquetadas.

Asimismo se puede contemplar otra selección de setas liofilizadas en resina, cedidas por la Universidad de Alicante, con unos 80 ejemplares. Igualmente se pueden ver distintas variedades de setas cultivadas, en su propio sustrato, que han sido proporcionadas por  el Centro de Investigación, Experimentación y Servicios del Champiñón, de Quintanar del Rey. 

Del mismo modo, no so puede olvidar la parte fotográfica de la muestra, con los premios del concurso y un punto de información y el aficionado podrá admirar el trabajo artesano, convertido en cestas seteras, que elabora el único taller de cestería que permanece activo en la región, de Lezuza.

En paneles divulgativos aparecen distintos aspectos relacionados con la micología y se ha usado un código de colores para que los visitantes sepan que especies son comestibles, que tienen una etiqueta verde, las venenosas, una roja y la que no tienen valor culinario están etiquetadas de amarillo.