La amenaza de la ruptura de pactos PSOE-Cs se aleja

L.G.E.
-

El diputado de Ciudadnos David Muñoz agradece que los socialistas votaran a favor o se abstuvieran en las resoluciones que presentaron en las Cortes sobre Pedro Sánchez. Lo interpreta como un «gesto en la buena dirección»

La amenaza de la ruptura de pactos PSOE-Cs se aleja

Las dos resoluciones que presentó el jueves Ciudadanos en las Cortes sobre la investidura de Pedro Sánchez salieron adelante gracias al PSOE. En una de ellas los diputados socialistas votaron a favor, en la que se centraba en las consecuencias económicas, que hablaba desde defender la caza hasta no tolerar la ocupación ilegal de casas. Otra de las resoluciones se aprobó porque el PSOEse abstuvo. En ella se condenaban las palabras de la portavoz de EH-Bildu sobre Felipe VI o se instaba al Gobierno de España a no realizar negociaciones institucionales con Cataluña en términos distintos a los que prevé el ordenamiento jurídico para el resto de comunidades autónomas.  
Este apoyo más o menos explícito lo valoró esta mañana el diputado de Ciudadanos David Muñoz. «Hemos conseguido que el PSOE modere su posición», comentó. De hecho ve estas resoluciones como un «gesto en la buena dirección», que puede ser clave para que se mantengan los pactos que en este momento tiene Ciudadanos y PSOE para gobernar varios ayuntamientos de la región, como Ciudad Real, Albacete o Guadalajara.
Muñoz cree que estos acuerdos están dando frutos. «Están llevando medidas importantes y útiles», expuso. Pero quiere concretar la posición del PSOE regional frente a las posibles derivas de la política nacional para alejar la amenaza de una ruptura de esos pactos por lo que pueda ocurrir en Madrid y Barcelona. Esperan que esa ruptura se pueda descartar con la reunión que han pedido a Page y que podría celebrarse la próxima semana si así lo pueden cuadrar con las agendas. «Pueden moderarse del sanchismo», comentó.
El presidente del Grupo Parlamentario Socialista, Fernando Mora, cree que esos acuerdos municipales están «funcionando perfectamente» y que los vecinos no quieren que se mezcle el gobierno  de sus ciudades con «historias de política nacional, ni de política internacional, ni con Trump ni con los chinos».