scorecardresearch

Cantera de futuros oficiales

Redacción
-

Más de 800 alumnos de las academias de Infantería y Artillería participaron en el ejercicio Hispania 22, celebrado en el Centro Nacional de Adiestramiento de Chinchilla de Montearagón, que se desarrolló durante seis jornadas

Imagen de la Unidad de Apoyo de Fuegos. - Foto: Academia de Artillería

Las Academias de Infantería y de Artillería han realizado el ejercicio Hispania 22, desarrollado recientemente, en el Campo de Maniobras de Chinchilla de Montearagón. Se trata de una actividad interarmas en la que han participado 830 militares y que ha supuesto un gran despliegue de personal y medios.

El ejercicio ha incluido la participación al completo de todos los alumnos de la Academia de Infantería, los dos cursos de la Academia de Artillería de Enseñanza Militar para el Ingreso en la Escala de Oficiales (Emieo) y Enseñanza Militar para el Ingreso en la Escala de Suboficiales (Emies) próximos al egreso, y el correspondiente personal logístico propio de ambas Academias. A ello se debe sumar el apoyo recibido de diferentes unidades de las Fuerzas Armadas, tanto de medios como de personal, que aportaron las capacidades necesarias para cumplir con los objetivos de adiestramiento.

Entre los más de 70 vehículos desplegados por la Academia de Infantería se encuentran el Blindado Medio sobre Ruedas (BMR), el Vehículo de Alta Movilidad Táctico (Vamtac) y el Transporte Oruga Acorazado (TOA). 

Artillería. Por su parte, la Academia de Artillería desplegó cañones Ligth Gun, obuses Oto Melara, lanzadores Nasams, misiles Mistral y cañones 35/90 con sus direcciones de tiro Skydor y Skyguard.

Las seis jornadas del Hispania 22 se repartieron en dos fases. En la primera de ellas, cada compañía o batería realizó su adiestramiento para conseguir la integración necesaria a este nivel, mientras que en la segunda fase, las unidades de Infantería se organizaron en un único Grupo Táctico formado por tres subgrupos de Infantería ligera, mientras que la Artillería constituyó una Unidad de Apoyo de Fuegos (UAF) y una Unidad de Defensa Antiaérea (Udaa), ambas con sus puestos de mando de nivel brigada y sus elementos de enlace, integrados en las unidades de combate a nivel grupo y subgrupo táctico desplegados por la Academia de Infantería. 

Las unidades de Artillería practicaron los procedimientos de apoyos de fuego y defensa antiaérea a nivel brigada, para concienciarse del apoyo y asesoramiento que deben prestar a las unidades de combate para facilitar la consecución del propósito del Mando.

Para dotar de mayor realismo al ejercicio, se formó una unidad enemiga encargada de simular todo tipo de incidencias.

Más información en la edición impresa y en la APP de La Tribuna de Albacete https://latribunadealbacete.promecal.es