scorecardresearch

PP insta a las capitales a rechazar derogación delito sedición

Redacción
-

El líder del Partido Popular en Castilla-La Mancha ha anunciado que su partido llevará a las cinco capitales mociones para rechazar la derogación del delito de sedición

PP insta a las capitales a rechazar derogación delito sedición

El Partido popular ha pedido en varias ocasiones a los diputados 'socialistas' que no acepten la derogación del delito de sedición. En las últimas horas el presidente del PP en Castilla-La Mancha ha dado un paso más y ha anunciado que va a solicitar a los ayuntamientos de las cinco capitales de provincia que los partidos con representación municipal la rechacen.

«Establecer un Código Penal a petición de parte y modificarlo para favorecer al independentismo pone en riesgo a nuestro país», decía Núñez desde Villaescusa de Haro, en Cuenca. Decía que han intentado debatir este asunto en las Cortes pero «Page lo ha vetado», por eso espera que «recapacite» y lo permita para que se posicione y para que los diputados «no den su voto a favor en el Congreso».

Considera que «estamos ante un problema muy serio» porque «está en riesgo la unidad del país y la viabilidad de los negocios» porque para mejorar en ventas y exportaciones, Castilla-La Mancha necesita «una España fuerte». Deja claro que en el PP «estamos con España, con el Estado de derecho y la Constitución».

«traje a medida». Por su parte, la coordinadora general del PP, Ana Guarinos considera que la reforma del Código Penal supone hacer «un traje a medida a los delincuentes que convocaron el referéndum ilegal», acusándoles de atentar contra España y contra el Estado de Derecho.

«Es una decisión sin escrúpulos y una auténtica aberración e irresponsabilidad», apuntaba Guarinos. Dice que es una medida del Gobierno de España que cuenta con el apoyo del PSOE y con el apoyo del presidente de Castilla-La Mancha. «Page lo debería evitar, así como el PSOE de esta tierra lo debería evitar, sin embargo, lo están apoyando», lamentaba Ana Guarinos quien pedía «coherencia y congruencia».