scorecardresearch

Hacer el agosto en mayo

Teresa Roldán
-

Familias enteras aprovecharon la jornada festiva por el Día de Castilla-La Mancha para visitar y comprar en el mercadillo de Los Invasores, donde a media mañana no se podía transitar por algunas calles por la gran afluencia

Gran afluencia de ciudadanos en la jornada del mercadillo de Los Invasores. - Foto: Rubén Serrallé

Si pensábamos que gran parte de la población albacetense que estos días ha podido disfrutar de un largo puente aprovechando la celebración ayer del Día de Castilla-La Mancha se había marchado de la capital en busca de unos días de sol y playa, y que la decisión del Ayuntamiento de Albacete de mantener en día festivo el mercadillo de Los Invasores iba a ser un fiasco, estábamos equivocados. Nada más lejos de la realidad, porque la jornada de compras de ayer fue todo un éxito para vendedores y ciudadanos, que a pesar de las altas temperaturas disfrutaron de esta mañana festiva, los primeros haciendo el agosto pero en el último día de mayo, y los segundos adquiriendo algunas «gangas» a precios de escándalo.

A media mañana era prácticamente imposible circular por algunas de las calles de este tradicional mercadillo, donde las aglomeraciones de compradores, muchos de ellos en familia, hacían difícil el tránsito por las principales vías de acceso a los puestos, algunos también repletos de público.

En general, la valoración de no aplazar o suspender la celebración del mercadillo y hacerlo en un día festivo fue bien acogido por los vendedores, que ante la avalancha de clientes pudieron aumentar sus ventas respecto a un martes normal; otros en cambio fueron más prudentes en su valoración y afirmaron no haber tenido buenos resultados, por la ausencia de sus clientas más fieles. 

Además, desde hace dos semanas Los Invasores han recuperado el esplendor y la ocupación, casi al cien por cien, que tenía el mercadillo antes de que llegara la pandemia del coronavirus. El levantamiento de las últimas medidas restrictivas que afectaban a espacios como éste al aire libre, de limitación de aforos y uso de mascarillas, ha supuesto también una mayor afluencia de visitantes a los aledaños del Recinto Ferial donde se instalan los puestos de polivalencia, y al interior donde se congregan los de alimentación.

Tal y como destacó el concejal de Promoción de la Ciudad, Turismo y Comercio del Ayuntamiento de Albacete, Modesto Belinchón, en estos momentos hay vacantes 50 puestos en la zona de polivalencias y tres en alimentación, que saldrán a licitación en las próximas semanas.

(Más información en la edición impresa y en la APP de La Tribuna de Albacete: (https://latribunadealbacete.promecal.es))