scorecardresearch
Editorial

La mayor operación de tráfico del verano precisa responsabilidad

-

Más de 217.000 desplazamientos por las carreteras albacetenses, desde las 15 horas del viernes hasta las 24 horas de mañana, 1 de agosto, es la previsión de la Dirección General de Tráfico. Nada nuevo, por otra parte, ya que esta operación especial se repite cada verano al comienzo del período vacacional por excelencia, que es el mes de agosto. El retorno de quienes han finalizado su descanso de julio y la salida de quienes inician su periplo de agosto hace confluir en autovías, nacionales y comarcales a miles de vehículos que multiplican la cifra de cualquier otra época del año. De ahí la mayor vigilancia por parte de la Guardia Civil de Tráfico y también la conveniencia, y quizá la necesidad, de intensificar los mensajes y las recomendaciones de extremar la precaución, seguir los consejos que marca la lógica de todo viaje por carretera, que van desde informarse sobre su estado a respetar las normas, la distancia de seguridad y la velocidad permitida, pasando por ser cuidadosos en los adelantamientos y demás maniobras, sin olvidar prohibiciones expresas -y cuyo incumplimiento está penado- como las de circular bajo el efecto del alcohol y otras drogas o la de arrojar colillas encendidas por las ventanillas del vehículo. Vivimos un verano especialmente duro en materia de incendios y hay que procurar evitar toda conducta de riesgo, tanto para el entorno natural por el que discurren las vías, como para el resto de conductores que podrían recibir el peligroso impacto de las brasas o la contundencia de cualquier otro objeto.

Los conductores deben reflexionar sobre las cifras que, en materia de seguridad vial, ofrece el primer semestre del año en la provincia, en el que los agentes de la Agrupación Provincial de Tráfico de la Guardia Civil pusieron 26.357 sanciones a conductores por incumplimientos de las normas de circulación, frente a las 22.310 de igual período en 2021 y las 16.573 de enero a junio de 2020, lo que representa un aumento de denuncias de un 18,2% respecto a 2021 y del 59% si se compara con 2020. Además, al igual que crecen las denuncias de tráfico, también lo hacen los accidentes de circulación, tanto con víctimas, como en los que sólo hubo daños materiales y, en concreto, la Jefatura Provincial de Tráfico contabiliza 568 accidentes, un 13,6% más de los registrados de enero a junio de 2021, que fueron 500. 

No hay excusa posible para la negligencia -no revisar el vehículo, no conducir descansado y bien despierto, ingerir comidas copiosas que dificulten la digestión o, peor aún, bebidas alcohólicas-, como no la hay tampoco para las infracciones deliberadas. Por eso, un desplazamiento vacacional ha de ser siempre de ida y vuelta, en vez de convertirse en una odisea o, lo que es peor, en un viaje sin retorno.