scorecardresearch

BioEfiCiencia, un nuevo concepto de fertilización sostenible

SPC
-

Corteva Agriscience lanza una serie de soluciones y servicios para promover una agricultura más productiva y sostenible en torno al cuidado de los suelos

BioEfiCiencia, un nuevo concepto de fertilización sostenible

Corteva Agriscience, compañía referente en tecnología aplicada a semillas, protección de cultivos y agricultura digital, presentó hace unos días BioEfiCiencia, un conjunto de diferentes soluciones y servicios que va a ofrecer la firma a partir de ahora para promover una agricultura más productiva y respetuosa con el medio ambiente, concretamente con los suelos.

Las herramientas que se mostraron suponen una solución completa y novedosa para algunos problemas del sector. Según Luis Gonzaga García, profesor de la Universidad Politécnica de Madrid, «hasta ahora, los modelos agrícolas han estado centrados en la parte aérea de las plantas y la incorporación en exceso de nutrientes en los cultivos. Sin embargo, la urgencia actual de la seguridad alimentaria y los problemas ambientales globales exigen un cambio de paradigma en los modelos agrícolas mediante la intensificación de las raíces y los organismos de su rizosfera, la gestión estricta de los nutrientes aportados a los cultivos y el desarrollo de una agricultura de precisión».

Y eso es lo que pretenden las nuevas herramientas creadas por Corteva. Entre las principales soluciones que se integran dentro del paraguas de BioEfiCiencia destacan cuatro. Ympact es un tratamiento nutricional para las semillas basado en una nueva tecnología patentada que mejora la disponibilidad de nutrientes desde la germinación, ayuda al desarrollo de la planta y aumenta su tolerancia al estrés. SullicaB constituye un complejo de microorganismos seleccionados en base a su capacidad solubilizadora de fósforo y potasio -dos elementos muy importantes para el desarrollo de la planta-, fijación de nitrógeno y producción de fitohormonas.

También aparece Instinct, un estabilizador de nitrógeno que permite que el cultivo pueda tener un mejor aprovechamiento del nitrógeno aplicado, disminuyendo la cantidad de esta sustancia potencialmente lixiviable y por tanto reduciendo la posible contaminación de acuíferos superficiales y subterráneos. Y por último BlueN, una bacteria fijadora de nitrógeno atmosférico que la planta utiliza para producir elementos esenciales que se aprovechan durante todo el ciclo del cultivo. Este sistema mitiga de manera efectiva las pérdidas de nitrógeno al medio ambiente evitando el riesgo de lixiviación o volatilización del mismo.

A estas herramientas se suma Granular Link, el último lanzamiento de la compañía en agronomía digital, presentado hace unos meses. Una app móvil que integra la tecnología más puntera del mercado y que permite, entre otras cosas, generar mapas de prescripción precisos para la siembra, abonado nitrogenado y aplicación de fitosanitarios en cualquier momento y exportarlos de forma compatible con la maquinaria agrícola.

Manuel Melgarejo, presidente de Corteva Agriscience para España y Portugal, señaló en el acto celebrado en Sevilla que «desde el surgimiento de Corteva, entendemos la agricultura del futuro como un conjunto y por eso queremos tener las suficientes áreas de conocimiento que nos permitan promover una mejora global de las soluciones y de la producción agrícola. El suelo ha podido ser un gran olvidado pero nosotros queremos estar ahí incorporando la mejora de la fertilización como parte esencial de la solución global para una agricultura más eficiente y respetuosa».

Por su parte, Francisco José González, Jefe del Servicio de Sanidad Vegetal de la Región de Murcia, reflexionó sobre la necesidad de una estrategia de fertilización sostenible y el impacto en el sistema productivo de estrategias como 'De la granja a la mesa', que se implementará en toda la Unión Europea. También incidió en la necesidad de contar con productos realmente contrastados en un segmento con algunos pasos por dar a nivel legislativo.

ARCHIVADO EN: Agricultura, Tecnología