scorecardresearch
Editorial

El Albacete Balompié inicia la Copa del Rey para llegar lo más lejos posible

-

El Albacete Balompié inicia hoy por la tarde su andadura en la nueva edición de la Copa del Rey. Lo hará en tierras granadinas frente al Huétor Tájar, un equipo de la Tercera División RFEF, que debuta en la competición copera en sus más de 80 años de historia. A priori, el choque es muy favorable para el equipo manchego merced a una clara diferencia de categoría, pero...

En la temporada pasada, el Albacete Balompié cayó eliminado a las primeras de cambio frente al Lugo, de Segunda División, precisamente el equipo que dirigía Rubén Albés, entrenador actual del Albacete Balompié. El técnico manifestó esta semana que espera llegar lo más lejos posible en la Copa del Rey cuando el equipo ha inspirado muy buenas sensaciones en la competición liguera, donde aspira a mantenerse en la Segunda División del fútbol español, pero que hoy por hoy ocupa un lugar cercano a los puestos de play off de ascenso a Primera División. Albés siempre ha sido realista y se marca como objetivo la permanencia y aleja los cantos de sirena de los aficionados ilusionados con el conjunto manchego pueda medirse a equipos de la entidad del Real Madrid, Fútbol Club Barcelona o Atlético de Madrid, por citar a los más importantes.

La Copa del Rey está considerada una competición secundaria, pero para equipos modestos, como el Huétor Tájar, les sirve para salvar económicamente la temporada o las temporadas siguientes. Para equipos de cierta entidad, como pueda ser el Albacete Balompié, sirve también a nivel económico, pero les permite medirse con equipos de referencia mundial, si avanzan varias eliminatorias, lo que ilusiona a los aficionados.

Parece que el Albacete Balompié encontró el modelo para ser un asiduo del fútbol profesional español. Para ello trabaja el equipo directivo que se encuentra al frente de la entidad. Se encontraron una entidad acosada por las deudas, que saldaron, y en una situación deportiva dudosa. Después se vivió un descenso a la Primera División RFEF para regresar a Segunda y vivir uno de los momentos más dulces de esta última etapa. Pero hay que refrendar la temporada y mantenerse en la categoría para crecer como entidad deportiva.

En el proyecto deportivo e institucional se deben sumar todos los sectores de la ciudad y de la provincia y una de las instituciones que deben estar más involucradas es el Ayuntamiento de la capital, ya que el estadio Carlos Belmonte es de su propiedad y debe resolverse ya el eterno problema del mantenimiento del campo, en el que el mal estado del marcador es la punta del iceberg. También el club debe hacer sus deberes en materia deportiva, con una cantera hoy en horas muy bajas.

Esperemos que el equipo de Rubén Albés consiga todos sus objetivos. Será positivo para la ciudad y para la provincia.