scorecardresearch

Esperan controlar el incendio de Agra en las próximas horas

G. González
-

Un trabajador que no se encontraba en primera línea fue trasladado al Hospital Comarcal para ser atendido por una luxación y está en observación

El incendio iniciado en el paraje casa del Olivar en los Mochuelos de la pedanía hellinera de Agra y que está afectando a más de 30 hectáreas de la zona, próxima también a la pedanía de Mingogil, podría ser controlado esta noche, una vez que bajen las temperaturas y suba la humedad, dado que las previsiones anuncian que amaine el viento, que complicó la situación bien entrada la tarde. Hay que recordar que el fuego se inició alrededor de las 11 horas de la mañana afectando una zona de monte bajo y matorral y en el mismo participaron desde el primer momento bomberos, forestales, personal de emergencias, agentes de la Guardia Civil y de la Policía Local y personal del Infocam, hasta un total de 147 personas y 40 medios terrestres y aéreos, incluidos los cedidos por la comunidad autónoma de Murcia y un equipo anfibio de Mallorca. En el lugar se personaron, entre otros, el alcalde, Ramón García, quien puso a disposición del Infocam todos los vehículos y equipo técnico del que dispone el Ayuntamiento de Hellín y la delegada provincial de Desarrollo Sostenible, Llanos Valero, siendo Ana González la directora técnica de extinción, quien explicó que no ha sido necesario desalojar las viviendas de Agra o Mingogil, pese a que en un momento se temía que se extendiera a zonas habitadas la columna de humo por el viento que complicó la extinción en las horas más calurosas de la tarde.

Un trabajador herido. Hay que resaltar que un trabajador, que no se encontraba en primera línea del incendio, resultó herido por una luxación en un hombro causada por un golpe, siendo trasladado al Hospital Comarcal, en donde se encuentra en observación; y otro sufrió un golpe de calor a primeras horas de la tarde.

Imagen de un equipo aéreo en la zona del incendio
Imagen de un equipo aéreo en la zona del incendio - Foto: G. González