scorecardresearch

El origen, en 'Genealogías cósmicas'

Antonio Díaz
-

Marcos Pastor Hidalgo presenta en la Casa Perona de la capital, hasta el día 30, una muestra singular, una instalación en la que el propio espacio es parte de la propuesta expositiva

Un momento de la inauguración. - Foto: Arturo Pérez

El delegado provincial de Educación, Cultura y Deportes, Diego Pérez, inauguró en la Casa Perona de la capital la exposición Genealogías Cósmicas, de Marcos Pastor Hidalgo, muestra enmarcada en Miradas. Primavera Fotográfica 2022.  Diego Pérez resaltó que la exposición «viaja por este universo interior en busca de respuestas y refleja el talento de Marcos Pastor».

El profesor de la Escuela de Arte, Marcos Pastor Hidalgo comentó a La Tribuna de Albacete que «el título, Genealogías cósmicas, viene del origen de la vida, de donde venimos, cómo es el ciclo vital y cómo, realmente, nos conectamos entre nosotros:nacemos, vivimos, nos reproducimos, las genealogías son cósmicas porque pienso que somos polvo de estrellas, universo y ese pensamiento lo traslado a las obras».

Las fotografías, explicó «son de personas que ya no están con nosotros, pero lo que hago es quitarles las caras, la identidad, y lo que creo son familias, con rostros que pueden ser de la luna, un planeta, una galaxia, todo lo relacionado con el Universo. Así, se van construyendo esas familias, como se puede ver en la portada del catálogo de la muestra, donde utilizo un matrimonio».

El artista argumentó que «al igual que el Universo contiene millones de galaxias, formadas por una determinada cantidad de elementos químicos, la existencia humana está atravesada por una repetición de experiencias comunes que originan una diversidad de vivencias cotidianas que, con el paso del tiempo llamamos memoria». 

El origen de esta propuesta, indicó Marcos Pastor, «está en muchas preguntas, pero además, en una ocasión, en un rastro encontré una imagen, un matrimonio y eso desencadenó nuevas preguntas. Me planteé cómo se conocen las personas, porque realmente somos seres extraños, que nos conocemos, conectamos y se generan las familias. A eso fui dándole vueltas, vino otra imagen y otra; realmente lo que hacemos nosotros es coleccionar imágenes de nuestros seres queridos y generamos como un álbum de fotos».

Son unas 80 imágenes, destacó, «pero lo que pasa también es que yo utilizo otras técnicas, como vengo del mundo de las Bellas Artes, he usado serigrafías o collages, pero realmente, la exposición es una instalación, un universo, en este caso una casa antigua que, se completa con esculturas y, por ejemplo, al entrar a la exposición te encuentras con una jaula con un espejo. Realmente lo que significa es que cuando entras, te miras, estás vivo, existes. Finalizo con un tocadiscos donde aparece una imagen de alguien pensativo; otro símbolo, la vida, el Universo, giran».

El continente se transforma en una obra de arte, igual que el contenido de la sala, «es como meter al espectador dentro de la obra, con sonido y proyecciones, porque es una instalación para crear un clímax concreto».

Genealogías cósmicas es un exposición viva, aseguró Pastor y «se presentó en Valencia y fue premiada, ahora la traigo a Albacete para Miradas, pero con nuevas obras, un proyecto con el que llevo trabajando 20 años, pero que sigue vivo y creciendo. En la Casa Perona me he adecuado al espacio, pero podría ir también en otro más grande y puede presentarse en otros, trabajando con nuevos elementos».