scorecardresearch

Un Belén con homenajes

A.D.
-

El Nacimiento solidario de Playmobil, de Julián Gil Tévar, que incluye 3.500 piezas en 30 metros cuadrados, se puede visitar en la capilla de Nuestra Señora de las Angustias de calle Ángel

Uno de los ambientes del Belén de Playmobil - Foto: José Miguel Esparcia

El Belén solidario de Playmobil ya se puede visitar en la capilla de Nuestra Señora de las Angustias de la calle Ángel 28 de la capital. Una de las citas obligadas de la Ruta de Belenes Provincial de Albacete, realizado en  unos 30 metros cuadrados, como advierte su creador, Julián Gil Tévar, con más de 3.500 figuras y muchos detalles y sorpresas para el visitante, que puede acercarse en horario de 12 a 13,30 y 17,30 a 20 horas. 

Es el séptimo año que Julián Gil Tévar monta este Belén, «pero lo hago con la ilusión del primer año y  en esta edición, ya que el año pasado no se pudo hacer nada, hemos hecho un homenaje a todo el personal sanitario, a las residencias de ancianos y todas las personas que estuvieron trabajando en esos meses tan duros de cuarentena, así que una parte del Belén está dedicado a ellos  en este tiempo de pandemia y como también es nuestro séptimo Belén solidario, hemos querido que la recaudación vaya destinada a Afanion, así como a las personas que se han visto afectadas por el volcán de la Palma».

Este Belén, concretó Julián Gil Tévar, «incluye un local de Afanion, donde trabajan los voluntarios e incluimos un volcán, simbolizando el ánimo a los palmeros; luego, aparecen a lo largo de todo el Belén 20 ángeles con los que queríamos representar a las víctimas del Coronavirus, que llaman la atención porque llevan ropa de esta época, no de la de Jesús y, además, por supuesto, llevan sus alas».

Están representados, indicó el belenista, todos los misterios, desde la Anunciación  y «hemos añadido las boda de José y María, hasta la vivienda en Egipto de la Sagrada Familia, todo con unas 3.500 figuras, entre los clicks de Playmobil y los animales».

El Belén es de la colección particular de Julián Gil Tévar, que desde los seis años colecciona Playmobil, hasta convertir esta afición en toda una exposición en forma de Belén que hoy tiene unos 30 metros cuadrados y «para hacer este montaje en la capilla, lo iniciamos en octubre, para que nos diera tiempo y hemos añadido nuevos detalles, como una cascada con seis caídas de agua  que queda muy bonita, con nuevos juegos de luces y la verdad es que necesita tiempo y mucha colaboración, por lo que hemos sido 20 personas las que trabajamos, porque al ser figuras que no pesan hay que montarlo con mucho cuidado», dijo.

Invitó el belenista a todo el mundo a visitar este Belén solidario, que permanecerá abierto hasta el día 5, «porque todos los años añadimos detalles nuevos, con un toque artístico y muchas horas de dedicación, pero es muy satisfactorio porque pasa mucha gente a visitarlo. Es complicado, sin duda porque todos las figuras están cuidadas al detalle, pero lo bonito es que cada vez viene más gente y sorprende esa cara de ilusión al verlo, tanto en los niños como en sus padres y familiares, porque es un Belén de juguete».

Hay sorpresas, advirtió, « ya que hemos ocultado figuras que deben identificarse, están escondidas algunas que en principio no pegan en un Belén, como Wally, un tiranosaurio,  Darth Vader, hemos incluido el Ministerio del Tiempo, con alguno de sus personajes, Félix Rodríguez de la Fuente, el coche de Regreso al Futuro o Harry Potter, Hermione y Ron, todo, absolutamente, con figuras de Playmobil».