scorecardresearch

Cuatro autobuses para Lourdes

Antonio Díaz
-

La expedición parte del Pincho de la Feria con 170 peregrinos, entre ellos enfermos, voluntarios, sacerdotes, farmacéuticas, médicos y enfermeras que permanecerán en Lourdes hasta el miércoles

Imagen de la llegada a Albacete de la última peregrinación al santuario, que se realizó en 2019. - Foto: Rubén Serrallé

El último Tren de la Esperanza llegó a la Estación de Albacete en 2019, pero tras dos años vuelve la peregrinación de la Hospitalidad a Lourdes, pero no lo hará en tren. 

La presidenta de la Hospitalidad, Pilar Álvarez-Valdés, confirmó a La Tribuna de Albacete que «la última vez que peregrinamos fue en 2019, aunque un grupo de hospitalarios hemos vuelto en dos ocasiones, en octubre de 2020 y en julio de 2021, a la llamada del rector para que una representación de Hospitalidades de todo el mundo acudiésemos, pero fueron grupos pequeños y sin enfermos, por lo que no se pueden considerar peregrinaciones, porque las Hospitalidades siempre peregrinan a Lourdes con personas enfermas y discapacitadas».

Este año se hace la peregrinación cuadragésimo novena, en autobús, confirmó la presidenta, «por dos motivos, por crear grupos burbuja en los propios autobuses, que son cuatro, ya que en el tren hay mucho movimiento y luego, el tren la Hospitalidad lo tiene que alquilar, podríamos decir, y el precio es muy elevado, con una capacidad para 300 personas, pero este año, las cosas han cambiado mucho, todavía hay gente que aún no se decide a peregrinar, tiene miedo, entonces pensamos que era más sencillo hacer la peregrinación en autobuses», que parten hoy, a las 6,30 horas, del Pincho de la Feria, «con la idea de llegar a cenar a Lourdes y, como es un viaje largo, tendremos varias paradas en el trayecto, una de ellas para comer».

Pilar Álvarez-Valdés indicó que este año son 170 los peregrinos, «de ellos son 35 personas enfermas o discapacitadas, 35 peregrinos y 100 voluntarios, porque somos los propios hospitalarios los que prestamos servicio a las personas enfermas o discapacitadas, con uno de esos cuatro autobuses en los que viajamos que está adaptado, otro de estos también es para enfermos y el tercero y cuarto, para peregrinos y voluntarios que residirán en los distintos hoteles de Lourdes».

Confirmo la presidenta de la Hospitalidad que, «obviamente, hay algún cambio en el programa, el primero, el medio de locomoción, luego, en los autobuses iremos con mascarilla y donde residen los enfermos y personas con discapacidad en Lourdes, dentro del recinto del Santuario, un centro de acogida, Accueil Notre Dame, tiene unas normas más estrictas, se considera centro sanitario y los que residan y entren a prestar servicio, deben tener las tres dosis de la vacuna contra el Covid y hay que usar mascarilla».

Por lo demás, dijo la presidenta, «todo lo que hagamos en común, será al aire libre y parece que tendremos muy buen tiempo. Los actos son los mismos y, además en Francia, no hay limitaciones de aforos, se han ido relajando las medidas y, más o menos, tendremos en ese aspecto normalidad».

La vuelta a Albacete será el miércoles, día 15, adelantó, «entre las 20 y 21 horas y pediremos para que todo vaya bien, porque llevamos seis médicos, seis enfermeros y enfermeras, una farmacéutica  y estaremos muy pendientes de todo el mundo, por supuesto. Nos acompañan seis sacerdotes, entre ellos nuestro consiliario, el padre José Arenas Sabán y estamos muy contentos, porque también se incrementan los jóvenes que peregrinan».