scorecardresearch

Mucha prisa se dio el Ministerio de Transporte en tratar de explicar el desaguisado del plan de eficiencia energética de Pedro Sánchez, en relación con los descuentos en los abonos entre Madrid y Albacete. Y es que el Real Decreto aprobado es tan farragoso y hubo una descomunicación tal que los ciudadanos andan más perdidos que Carracuca. En un principio, los trenes AVEno figuran en el texto del Decreto, pero después explicaron que sí, porque todo es Alta Velocidad, cuando en realidad no es así. Cuando surgió la red de Alta Velocidad en España, ésta se componía exclusivamente por trenes AVE, mientras que Alvia y Avant eran considerados Velocidad Alta, por la velocidad máxima que podían alcanzar y por le mayor número de paradas que realizaban. En esto que llegó el Gobierno de Zapatero y, para presumir de Alta Velocidad, eliminó la diferencia y consideró a todo Alta Velocidad, cuando en realidad no es así y tendría que haber diferenciación en todos los aspectos.
Volviendo a los descuentos de los abonos entre Albacete y Madrid, ahora surge también una pregunta, ¿qué pasa con la rebaja entre nuestra capital y Alicante? Pues que no hay. Desde el Ministerio de Transportes se asegura que como está liberalizado el tramo que ya la competencia, o sea el mercado, se encargará de llevar a cabo una bajada de los precios de los billetes. O sea que los ciudadanos que viajen recurrentemente a la ciudad alicantina se verán discriminados de los descuentos que se aplican en otros trayectos. El mercado establecerá sus precios, pero si el Gobierno subvenciona los billetes a un estudiante hasta Madrid, ¿por qué no se lo subvenciona a otro, que en la misma situación estudia en Alicante, por muy bajo que sea el precio? Ver para creer.