«Creo que mi pintura entronca con la tradición»

A.D
-

La albacetense Natalia Tomás Segovia expone por primera vez en su ciudad. La pintora, que estudió Bellas Artes en Valencia, donde reside actualmente, presenta sus últimas obras hasta el 5 de marzo en el Estudio de Arte Pablo Alfaro

Natalia Tomás Segovia - Foto: P. Alfaro

¿Por qué decidió traer ahora su obra a Albacete?
Pues la verdad es que aunque llevo ya unos años residiendo en Valencia, sigo muy ligada a Albacete y para mí era fue muy especial traer esta exposición a mi tierra, donde di mis primeros pasos artísticos. 
Es mi primera exposición individual, aunque ya he mostrado mi obra en otras colectivas, pero aquí he traído mi obra más personal, para esta primera individual. 
¿Cuántas piezas seleccionó para la muestra?
Son unas 30 y me decidí a traer de todo, esto es,  formato más pequeño que es óleo sobre papel, pero dibujos también traje bastantes y luego tengo otras cosas que son óleo sobre tabla.  
¿Qué supone para usted esta primera exposición?
Es algo muy especial como te decía, es como dar un salto más profesional, porque aunque llevo pintando muchos años, tuve un parón creativo que supuso una desconexión del mundo artístico, por eso, esta muestra es muy especial, una gran oportunidad para reencontrarme con Albacete.  
¿Cómo definiría su pintura?
Creo que mi pintura, sobre todo, entronca con la tradición. Me he enfocado ahora mismo a la figuración, al retrato, que es íntimo, personal, con una parte psicológica. Te puedo decir que cuando estudié Bellas Artes me gustaba todo y toqué varias facetas, incluso con un discurso más contemporáneo, performance, también. Pero llegó un momento en el que volví a mi primer amor, a la pintura, que es lo que me hace feliz.
¿Cree que hay que reivindicar la figuración?
Pues me parece que sí. Cada vez la figuración coge más fuerza, pero es muy difícil encontrar espacios expositivos donde tenga cabida la figuración. Aquí, en Albacete, creo que se valora, pero en Valencia, donde vivo, se han vuelto más a otras tendencias, que también están muy bien, las disfruto, pero sí, es más difícil, aunque creo que la figuración viene con fuerza otra vez, no es algo agotado.  
¿Por qué esta tendencia?, ¿dejamos un poco de lado la técnica?
Incluso, en el arte contemporáneo, de vanguardia, es importante la técnica. Creo que todo tiene cabida, pero no entiendo cómo se fomenta tanto otro tipo de arte, aunque  internacionalmente se puede valorar esa figuración más que en España. 
Al final, este arte es más popular porque el contemporáneo de ha vuelto cada vez más críptico, de más difícil comprensión y la figuración, de alguna manera, conecta con el público, con todos.  
¿Por qué retrato?
La verdad es que desde muy joven me interesó la figura, la expresión, esa parte más psicológica. Disfruto mucho de esta pintura. Hoy en día, que también tenemos la fotografía, se puede hacer el retrato de muchas maneras y esto es una interpretación de la realidad, otra más.
Llegar a un nivel alto con el retrato, como en cualquier género, es muy complejo, lo que pasa es que con este tienes el tema del parecido, de la proporción. Pintar un buen paisaje es también difícil, pero con el retrato, primero necesitas unas bases de anatomía general y luego, afinar con cada persona, cada retrato es único y necesitas muchos años de dibujo, que es lo que nos hace entender las formas.