scorecardresearch

Fundación El Sembrador gestionará el albergue de El Sahúco

Redacción
-

Un convenio establece la cesión de las instalaciones del Obispado de Albacete a la entidad de Cáritas Diocesana, que este verano ya organizó cinco campamentos a los que asistieron más de 500 personas

Fundación El Sembrador gestionará el albergue de El Sahúco - Foto: Obispado

El albergue-colonia de El Sahúco, propiedad del Obispado de Albacete, ha congregado durante muchas generaciones a miles de personas, niños y jóvenes en sus colonias, sobre todo en verano. Este albergue está situado en un paraje de la pedanía de El Sahúco, junto al Santuario del Cristo de El Sahúco, a 15 kilómetros de la localidad de Peñas de San Pedro y a 47 de Albacete. Según recuerda una nota de prensa, se construyó con la recaudación de una de las primeras tómbolas de Cáritas de Albacete, hace más de 60 años, con el objetivo de facilitar entonces el acceso de niños y niñas en situaciones de pobreza y con pocos recursos, al derecho a gozar de otro tipo de actividades en el periodo estival. Durante décadas, han sido los párrocos de Peñas de San Pedro los que han contribuido a la gestión del albergue-colonia, a los que se les reconoce y agradece sus esfuerzos, que han hecho posible que toda la Diócesis sea beneficiaria de la acción allí realizada.

Ahora, años después y sin perder de vista aquel primer objetivo, el Obispado de Albacete ha confiado la gestión de este espacio a Cáritas Diocesana a través de la Fundación El Sembrador. El Obispado ha cedido estas instalaciones, durante un periodo de 20 años, para que siga siendo un espacio integral de acción caritativa y pastoral, de buena gestión de actividades, descanso, ocio, formación, encuentro, retiro, convivencia y espiritualidad para cualquier persona o colectivo que lo requiera. Durante este verano, Cáritas ha gestionado la estancia de cinco campamentos en los que han participado 546 personas. Pretende además convertirse también en un espacio que favorezca la inclusión y genere oportunidades de formación, acompañamiento y empleo para colectivos y personas vulnerables para los que Cáritas y la Fundación "El Sembrador" desarrollan su servicio y actividad.

Cáritas Diocesana y Fundación El Sembrador como entidades sociales sin ánimo de lucro, consideran el empleo como un elemento fundamental y esencial en los procesos de inserción social que promueven, ya que articula y genera procesos motivadores en las personas y efectos muy positivos en los factores causantes de la marginación. Es por ello que, otro de los objetivos de este nuevo proyecto es ofrecer a las personas a las que acompañan, oportunidades formativas y laborales relacionadas con la gestión de establecimientos de albergue, hostelería y restauración en los que ambas entidades tienen ya una dilatada experiencia, y aspiran a convertirlo en un peldaño más para conseguir una mayor y mejor cohesión e igualdad social. en estos momentos se está desarrollando allí un curso de formación PRIS en el que participan 4 personas con las que se está trabajando para mejorar su empleabilidad.

El albergue-colonia pretende ofrecer a sus visitantes a lo largo de todo el año alojamiento y restauración, la belleza de sus parajes, un ambiente de tranquilidad, retiro, sosiego, y cultivo de la espiritualidad, a la vez que un espacio en el que disfrutar de una oferta de calidad asequible. Dispone de dormitorios para familias y pequeños grupos con literas y camas individuales, salas de reuniones, comedores, cocina, agua caliente, calefacción en invierno, pista deportiva y piscina en verano. También está preparado para acoger a grandes grupos, con una capacidad en sus dormitorios de más de 150 personas en régimen de campamento o convivencia.

Tanto Obispado de Albacete como Cáritas Diocesana y Fundación El Sembrador quieren y desean poner de relieve y conocimiento de toda la Diócesis y la sociedad el enorme servicio, la gran labor y buena contribución que entre todos se desarrolla en el ámbito social para dar impulso a estos proyectos gracias a la participación y a la colaboración con ellos para tratar siempre de mejorarlos.

El convenio firmado ha contemplado también la aportación económica de ambas entidades para realizar una inversión inicial necesaria que ha posibilitado la remodelación del edificio, la renovación de la cocina, accesibilidad, parte del mobiliario, piscina, zonas exteriores del edificio, así como  la limpieza y adecuación de los jardines.