scorecardresearch

Sorolla funde a negro

Agencias
-

El pintor de la luz muestra su faceta más oscura en una inédita exposición en el museo dedicado a su figura que reivindica su maestría con los tonos oscuros, los grises y la paleta sobria

La muestra se compone de más de 60 obras que se podrán descubrir en el Museo de Sorolla, en Madrid, hasta el próximo mes de noviembre. - Foto: Luis Millán

Joaquín Sorolla es sinónimo de luminismo. Escenas llenas de luz y color, playas repletas de alegría y blancos de amplios matices son los elementos principales de sus obras más conocidas. Pero el maestro valenciano también esconde una faceta sobria y sorprendentemente desconocida. Al menos, hasta el momento. Su paleta más oscura se convierte ahora en la gran protagonista del madrileño Museo Sorolla, que exhibe, hasta el próximo noviembre, una muestra en la que las sombras cogen el relevo a la luz que tanto dominaba. 

Bajo el nombre Sorolla en negro, la pinacoteca ofrece un recorrido a través de 62 obras de colección inéditas en las que, a pesar de lo que se pueda imaginar, el artista dio importancia al «color, intenso, brillante y elegante, el negro».

Así lo defendió durante la presentación de la exhibición, el catedrático de Historia del Arte y exdirector del Museo de Bellas Artes de Valencia, Carlos Reyero, quien señaló que, para el impresionista, esta paleta forma parte de la «realidad, de la tradición pictórica española y de la moda», reflejo de pintores como El Greco, Goya o Velázquez y de grandes autores extranjeros, que forman parte de sus referencias.

La muestra se compone de más de 60 obras que se podrán descubrir en el Museo de Sorolla, en Madrid, hasta el próximo mes de noviembre. La muestra se compone de más de 60 obras que se podrán descubrir en el Museo de Sorolla, en Madrid, hasta el próximo mes de noviembre. - Foto: Luis MillánPrecisamente, abre la exposición un Retrato de Bartolomé Cossío, donde un hombre elegante y atractivo es «reinterpretado por Sorolla a través de El Greco», que se expone después de décadas. Otro de los cuadros emblemáticos es el de La Reina María Cristina. Estudio para La Regencia, recientemente restaurado, recuperado de los fondos del museo, o el de su hija María pintando, una obra inacabada, que hasta ahora no se había expuesto.

Según Reyero, Sorolla no utiliza el negro para oscurecer «emplea el negro puro, buscando cercanías con los grises», como se observa en la primera sala donde el comisario de la muestra ha creado un «espacio de sosiego para que el espectador perciba, a través de los retratos, que sus protagonistas no tienen prisa, no parece que posan», simplemente están sin afectación, con tranquilidad.

El negro en la pintura de las mujeres de su familia aparece como un tono elegante y también los grises «como si no necesitase color para dar luz» a su rostro, a la vez que funciona para «intensificar contrastes».

La muestra se compone de más de 60 obras que se podrán descubrir en el Museo de Sorolla, en Madrid, hasta el próximo mes de noviembre. La muestra se compone de más de 60 obras que se podrán descubrir en el Museo de Sorolla, en Madrid, hasta el próximo mes de noviembre. - Foto: JOSE LUIS MUNICIO GARCIAEl experto apunta que todas las culturas cargan el negro de simbolismo y el maestro valenciano lo hace con un concepto asociado a la España negra, a la muerte, al mal, como es el caso de Trata de blancas, donde, junto a prostitutas, la celestina va vestida de ese color.

Un tono con el que retrata a bebedores como El segoviano o Estudio para Otra Margarita, «que representa a una mujer acusada de abortar, con el que Sorolla ganó la primera medalla en la Exposición Nacional de 1892, cuadros que no hablan de la alegría de vivir sino del peso de la amargura».

Sobre la pared, una frase del pintor que dirigió a sus discípulos: «¿Qué daño os ha hecho el negro?». A Sorolla no le gustaban los días grises porque pintaba al aire libre, pero aunque pueda parecer una contradicción, su lado oscuro, el mismo que se desconocía hasta ahora, sirve para comprender y apreciar al artista en toda su complejidad.

En ‘Trata de blancas’ el autor asocia el tema de la prostitución con la ‘España negra’.
En ‘Trata de blancas’ el autor asocia el tema de la prostitución con la ‘España negra’. - Foto: Luis Millán

ARCHIVADO EN: Exposiciones, España