Enfermería logra unos buenos resultados en el EIR

T.R
-

El albacetense Antonio Rodríguez Martínez, de la promoción del 2016, obtuvo el puesto número cuatro, mientras que Almudena Heredia y Belén Sánchez-Rojo las posiciones 52 y 75

Almudena Heredia y Belén Sánchez-Rojo, la EIR 52 y la 75, ambas estudiantes de Enfermería de Albacete. - Foto: A.H./B.S.

La Facultad de Enfermería del campus de Albacete, que en los últimos años viene graduando a una media de 100 alumnos por curso, ha salido muy bien parada este año de las pruebas de formación sanitaria especializada, porque sólo de la última promoción han obtenido plaza en torno a una veintena de estudiantes, como ha sido el caso de Almudena Heredia, que con los datos provisionales publicados por el Ministerio de Sanidad, ha obtenido el puesto 52; y Belén Sánchez-Rojo, que ha logrado el puesto 75.
Si obtener una plaza MIRno es sencillo, lograr un puesto EIRtodavía resulta más complicado por la escasez de plazas que convoca el Ministerio para estos profesionales. En la convocatoria de 2020  fueron 11.994 los admitidos al examen, aunque provisionalmente aprobaron 6.289. Estos datos dan como proporción 4,30 enfermeros candidatos a una de las 1.463 plazas EIRofertadas este año.
Además de los buenos resultados cosechados por la última promoción, un joven albacetense, Antonio Rodríguez Martínez, de la promoción de 2016 de la Facultad de Enfermería del campus de Albacete, ha obtenido el puesto número cuatro en el examen EIR. En su caso era la cuarta vez que se presentaba a estas duras pruebas y por fin lo ha conseguido. Lo tiene claro elegirá la especialidad de Salud Mental, y además se quedará en su tierra, para formarse en el Hospital Universitario Perpetuo Socorro. Por su parte, Almudena Heredia, natural de Valdepeñas (Ciudad Real) pero estudiante de la Facultad albacetense de Enfermería, ya tiene decidido que será matrona, es decir, se especializará en Obstetricia y Ginecología, especialidad para la que necesitaba estar entre los 400 mejores, objetivo que ha conseguido al situarse la 52. 
Ahora le quedan unos meses para visitar distintos hospitales del país y conocer sus unidades docentes para decidir el lugar donde iniciará esta etapa de formación. Hospitales madrileños como La Paz podría ser una opción que no descarta en absoluto.
Desde que acabó la carrera en junio del 2019 la meta de Almudena ha sido estudiar y estudiar, a una media de 10 horas diarias hasta octubre y por encima de las 12 al día desde esa fecha. En su caso prefirió renunciar a trabajar durante el verano para tener más tiempo dedicado a la preparación del EIR.
Por su parte, Belén Sánchez-Rojo, también ciudarrealeña, de Campo de Criptana, pueblo del que también es natural el MIR mejor posicionado de este año salido de la Facultad de Medicina de Albacete, asegura que salió del examen muy negativa, «con una sensación mala, pero al día siguiente cuando comproblé la plantilla del examen en la plataforma ya me quedé más tranquila».
(Más información en edición impresa)